¿Qué se debe tener en cuenta antes de emprender?

Jorge Ballester Cuñat. Economista Colegiado Nº 7.537.
image-268148
Jorge Ballester Cuñat.

Economista Colegiado Nº 7.537.

 

En mi artículo de hoy  intentaré plasmar los problemas más habituales con los que se encuentra un emprendedor en el momento de crear su negocio.  Creo que emprendedor puede ser tanto aquél que crea una empresa por primera vez, como aquél que por diferentes motivos tuvo negocios anteriormente y decide arrancar de nuevo, o inclusive tiene varias empresas para diversificar el riesgo.

Cuando voy paseando por el centro veo gran cantidad de locales que cierran y vuelven a abrir, creando diferentes tipos de actividades y siempre me pregunto: ¿Cuando fueron a crear esta tienda pensaron detenidamente en lo que iban a hacer?

PUNTOS A ESTUDIAR:

1- Analiza el emplazamiento del local y la competencia: Es una de las decisiones más complicadas de tomar. En primer lugar hay que valorar lo que vamos a vender, y el público al que nos vamos a dirigir. Luego el emplazamiento es fundamental porque en función de donde nos situemos nos verán más o menos, nos localizarán aquellos clientes del entorno más cercano al local y conseguiremos que nuestros productos puedan tener mayor rotación.  Uno de los pasos más importantes para obtener beneficios es vender, posteriormente veremos que no por vender más se gana más. Pero si no se vende seguro que no se gana.

Por supuesto no nos dejemos de lado a la competencia más cercana. Si en la misma manzana hay cinco competidores directos será complicado que tengamos negocio. Está claro que la demanda variará de una gran ciudad a una población más pequeña, luego lo que realmente importa es la cuota de mercado que puedo tener.

2- Estudia la competencia para ver sus carencias y si existe nicho de mercado: Es fundamental saber lo que nuestros competidores cercanos están ofreciendo y ver si puedo ofrecer algo que ellos no hacen porque no lo han pensado o puedo hacer algo diferente que me diferencie. Pongamos un ejemplo: Si voy a montar una peluquería, muy posiblemente tendremos varias en la zona. Ahora bien, me pregunto: ¿Puedo realizar algún tipo de servicio o vender algún tipo de producto que me distinga de los demás? Actualmente se han establecido las barber shop, un tipo de peluquería especializada en gente joven o madura, sobre todo caballeros que además de cortar el pelo, te arreglan la barba.

3- Mide tu beneficio: Lo más complicado de evaluar siempre son las ventas. Desconocemos cuantos clientes van a venir, y de ellos cuantos nos van a comprar. Por este motivo en el punto anterior informaba de la importancia de estudiar la competencia previamente a efectos de saber si tenemos expectativas de venta y de futuro.

Siempre digo que no por vender más vas a ganar más. Si vendemos más pero los costes superan las ventas o reducimos los márgenes ganaremos menos. Luego el secreto se encuentra en mejorar el beneficio no las ventas. ¿Y eso como se hace?

Las grandes empresas lo hacen a diario y cualquier empresa debería revisarlo.  Las pautas son las siguientes:

  1. A) Optimizar los gastos. Aunar procesos y conseguir ser más rentables. Cuando reducimos gastos si que el 100% de dicha reducción redunda en una mejora de nuestro beneficio. Si ahorramos 100 € al mes al negociar el alquiler, tenemos 100 € más en el beneficio.

Ejemplo: No es lo mismo pagar un alquiler que el local sea de nuestra propiedad. Obviamente en la mayoría de las ocasiones tendremos que alquilar (pues negociemos bien).

  1. B) Medir correctamente el endeudamiento: No es bueno endeudarse demasiado, pero tampoco es adecuado endeudarse por debajo de nuestras necesidades y a los tres meses tener que acudir de nuevo a bancos.

Una de las premisas es tener un colchón de corto plazo de nuestros gastos operativos de los seis primeros meses para poder subsistir. Imaginando que no entra ningún cliente en el establecimiento, que dispongamos de dicho importe por si acaso, si vienen las ventas perfecto pero mejor estar preparados. Parece una exageración pero estoy pensando en negocios en los que cada vez que paso, no veo a ningún cliente y al final lógicamente cierran.

  1. C) Control de los gastos financieros: Es el mal endémico de muchas empresas, como no controlo los gastos y no vendo, pido más endeudamiento hasta que el banco ya no me da más dinero y tengo que cerrar. Arrastran a su vida personal las deudas y están varios años trabajando y pagando el problema anterior. El banco hoy revisa con mucha regularidad las cuentas de las empresas clientes y si no cumplen las premisas iniciales establecidas, pueden variar las condiciones iniciales de tipo de interés al alza.

El problema es que puedo estar ganando y tener un beneficio de lo que es mi negocio, técnicamente llamado beneficio de explotación positivo, pero si os habéis endeudado mucho, los gastos financieros, es decir lo que pagamos de intereses ser mayores que el beneficio anterior y al final perder dinero. Es lo que nombramos como el banco se me come el beneficio. Pues previamente hay que medir cantidad de endeudamiento, condiciones (tipos de interés, comisiones de apertura,…) y capacidad de pago.

Por todos los motivos mencionados, es muy importante hacer un plan de viabilidad y evaluar según la dimensión del problema (hay empresas más complejas que otras) todos estos aspectos antes de llegar a toparnos de frente con una situación extrema.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.