Puig y Lambán piden cambiar el planteamiento centralista de las infraestructuras y que se potencie el eje Aragón-Puerto de Valencia

Puig y Lambán piden cambiar el planteamiento centralista de las infraestructuras y que se potencie el eje Aragón-Puerto de ValenciaEl President de la Generalitat, Ximo Puig, ha reivindicado hoy, junto con su homólogo aragonés, Javier Lambán, cambiar el planteamiento centralista que tiene el Estado de las infraestructuras y potenciar el eje Aragón-Puerto de Valencia como elemento sustancial de desarrollo para la Comunitat Valenciana y para Aragón.

“Una buena conexión de Zaragoza con el puerto de Valencia- ha asegurado Puig- es fundamental no sólo para Aragón y la Comunitat Valenciana si no para el conjunto de España porque, efectivamente, el puerto de Valencia se ha convertido en el primer puerto de contenedores del mediterráneo y, por tanto, es fundamental para las exportaciones”.

Esta reunión se enmarca dentro de las relaciones institucionales que el President de la Generalitat está manteniendo con las comunidades autónomas limítrofes con las que comparte proyectos comunes e infraestructuras que atraviesan ambos territorios. Por ello, el President Puig ha ido acompañado de la consellera Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, que ha mantenido una reunión con su homólogo aragonés, José Luis Soro Domingo.

Tras el encuentro con Lambán y en rueda de prensa, Puig ha recordado que el futuro de España pasa por las exportaciones y ha asegurado que Aragón produce en estos momentos muchos bienes y servicios para la exportación y por tanto es una cuestión de competitividad. Tal y como ha explicado el President “las infraestructuras son sobretodo instrumentos para mejorar la economía y la capacidad de las empresas de competir adecuadamente”.

Ambos dirigentes han coincidido en la necesidad de cambiar la orientación general del estado de las autonomías porque “la radialidad, el hecho de que para ir del Cantábrico al Mediterráneo haya que pasar por Madrid no tiene porqué ser así ni es lo más razonable”.

Tras su reunión, el President ha asegurado que hoy “se abre una nueva etapa en las relaciones entre la Comunitat Valenciana y Aragón”, algo que ambos han calificado como “extraordinario” ya que hay muchos puntos de unión entre las dos comunidades y, además, porque “juntos, la Comunitat Valenciana y Aragón podemos mucho más”.

“Se trata de abrir una nueva etapa en la que en todas las facetas y departamentos se construya una red de complicidades fundamental para desarrollar políticas asentadas en la justicia social” ha asegurado Puig .

Para ambos dirigentes, el desarrollo de las infraestructuras, no es un objetivo en sí mismo si no que son el instrumento para la mejora de la economía, del empleo y en última instancia, “para garantizar el mantenimiento del Estado de Bienestar y del desarrollo”.

Además, en la reunión, los dos presidentes se han comprometido a abrir un porgrama de cooperación entre los jóvenes y para la realización de programas conjuntos en materia sanitaria y cultural porque “es fundamental tener una visión compartida de presente y de futuro”.

Materia hídrica

El President además ha asegurado que el agua no puede ser una bandera de confrontación entre comunidades, por eso ha asegurado que “el nuevo gobierno valenciano no va a hacer nunca del agua un motivo de confrontación ni de bandería política partidista”.

Como ha explicado, el objetivo del Consell es que los valencianos de las diferentes comarcas tengan garantizado el acceso al agua “de calidad y para siempre”. Además, en este sentido ha asegurado que es fundamental también trabajar desde el diálogo porque “la política de confrontación es evidente que no ha llevado a nada”.

Conexión Aragón Comunitat Valenciana

Uno de los asuntos destacados en la reunión de hoy ha sido formar un frente común para reclamar al Estado la aceleración de las actuaciones para adecuar la N-232 en los tramos más complicados de Teruel y Castellón, la modernización de la línea ferroviaria Sagunt-Teruel-Zaragoza, así como la apuesta clara por el Corredor Mediterráneo

En este sentido, cabe señalar que la Comunitat Valenciana es la salida natural al Mediterráneo de Aragón, mientras que Aragón y el Valle del Ebro es el camino natural de comunicación de la Comunitat con la fachada Cantábrica. Además, las dos comunidades presentan una tasa de cobertura (exportaciones / importaciones) positiva (116,6 la Comunitat y de 109,9 Aragón), mientras que la tasa de cobertura española es negativa (91,6).

Sin embargo, las vías de comunicación entre ambas regiones presentan deficiencias estructurales. Así, la línea ferroviaria Sagunt – Teruel – Zaragoza se extiende a lo largo de unos 325 km, de los cuales sólo el tramo más cercano a Zaragoza (hasta Bifurcación de Teruel -13,0 km-) cuenta con vía doble y está electrificada. El resto de la línea presenta una vía única sin electrificar y con pendientes elevadas, lo que implica circulación lenta y trenes cortos, con poca capacidad de carga. Ello implica grandes dificultades para el transporte ferroviario de mercancías.

Prueba de ello es que mientras entre el Puerto de Barcelona y Zaragoza hay 21 servicios semanales de mercancías, no hay ninguno entre el Puerto de Valencia y Zaragoza.

Durante el encuentro también se ha abordado la situación de la N-232 (A-68), que a pesar de que en varias provincias ha mejorado e incluso hay tramos convertidos en autovía, el estado de la nacional en su paso por Castellón y Teruel es todavía muy deficiente, con tramos sinuosos y puntos de velocidad reducida lo que supone un lastre para las perspectivas socioeconómicas del norte de Castellón y del sur de Teruel.

El pasado 31 de julio alcaldes de la zona, representantes de la Generalitat, de la Diputación de Aragón, parlamentarios de ambas Comunidades y de distintos signos políticos firmaron el acuerdo de Morella por la N-332 y A-68. En dicho acuerdo se señala que el tramo Alcañiz-Morella-Vinaròs ha sido históricamente olvidado, de manera que su deterioro y la no ejecución de distintos proyectos de modernización, lo que ha supuesto un freno al desarrollo de la zona.

Además, han insistido en que la N-232 es la vía de acceso de la población a los hospitales de referencia como el de Alcañiz y Vinaròs y a otros servicios básicos, así como la vía de comunicación de la industria y el comercio de la zona y de un sector tan importante para la misma como el turismo.


Leave a Reply

Your email address will not be published.