¿Puede un cristiano consultar espíritus? Qué dice la Biblia sobre los muertos y los fantasmas

davidcastillodominici-skull-freedigital
image-429473
Según Ana Fermin, experta en cristisnismo El gran pecado del rey Saúl fue la idolatría. En vez de consultar a Jehová, el único y verdadero Dios, Saúl consulto a una bruja que supuestamente era intermediaria entre los vivos y los muertos. Por esta decadencia total, Dios lo quitó del trono y puso en su lugar a David, un rey que adoró a Jehová con todo su corazón.

La Biblia advierte contra las consultas de muertos y las creencias en fantasmas.  Dice que son espíritus manipuladores y engañadores que aprovechan la vulnerabilidad de los que buscan estos medios para hacerles mal y desviarlos  del camino verdadero, que solamente se encuentra en Cristo Jesús.

Considera estos pasajes bíblicos sobre los muertos y los fantasmas y seguramente llegarás a la misma conclusión.

1 Crónicas 10:13-14: Así fue como Saúl murió por haberse rebelado y por pecar contra el Señor y contra su palabra, la cual no obedeció, pues prefirió consultar a una adivina  en vez de consultarlo a él. Por eso el Señor le quitó la vida y entregó el reino a David hijo de Yesé.

Deuteronomio 18:10-12: Que nadie de ustedes ofrezca en sacrificio a su hijo haciéndolo pasar por el fuego, ni practique la adivinación, ni pretenda predecir el futuro, ni se dedique a la hechicería  ni a los encantamientos, ni consulte a los adivinos y a los que invocan a los espíritus, ni consulte a los muertos.  Porque al Señor le repugnan los que hacen estas cosas. Y si el Señor su Dios arroja de la presencia de ustedes a estas naciones, es precisamente porque tienen esas horribles costumbres. (DHH)

Levítico 19:31: No recurran a los encantadores ni a los adivinos. No los consulten ni se contaminen con ellos. Yo soy el Señor su Dios. (RVC)

Levítico 20:27: »Será condenado a muerte todo hombre o mujer que sea espiritista o brujo. El pueblo tiene que matarlos a pedradas; ellos mismos se han buscado su propia muerte».(PDT)

Salmos 6:5: porque en la muerte no hay memoria de ti;
en el seol, ¿quién te alabará? (RVR1995)

Salmos 146: Su espíritu exhala, él vuelve a la tierra;
En ese mismo día perecen sus pensamientos. (NBLH)

Eclesiastés 9:5-6: Porque los que viven saben que han de morir, Pero los muertos no saben nada,
Ni tienen ya ninguna recompensa, Porque su recuerdo está olvidado. En verdad, su amor, su odio y su celo ya han perecido, Y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace bajo el sol. (NBLH)

Isaías 8:19: Tal vez alguien les diga: «Preguntemos a los médiums y a los que consultan los espíritus de los muertos; con sus susurros y balbuceos nos dirán qué debemos hacer». Pero ¿acaso no deberá el pueblo pedirle a Dios que lo guíe? ¿Deberían los vivos buscar orientación de los muertos? (NTV)

Mateo 24:23-25: Si alguien les dice en esos días: “¡Miren aquí está el Mesías!” o “¡Aquí está él!”, no le crean. Porque vendrán falsos mesías y falsos profetas y harán milagros, señales y maravillas para poder engañar aun a los mismos elegidos de Dios. 25 Así que los pongo sobreaviso. (PDT)

2 Corintios 11:12-15:  Pero seguiré haciendo lo que hago, a fin de quitar todo pretexto a aquellos que, buscando una oportunidad para hacerse iguales a nosotros, se *jactan de lo que hacen. Tales individuos son falsos apóstoles, obreros estafadores, que se disfrazan de apóstoles de Cristo. Y no es de extrañar, ya que Satanás mismo se disfraza de ángel de luz. 15 Por eso no es de sorprenderse que sus servidores se disfracen de servidores de la justicia. Su fin corresponderá con lo que merecen sus acciones. (NVI)

1 Timoteo 4:1-2:Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios,  mediante la hipocresía de mentirosos que tienen cauterizada la conciencia; (LBLA)

1 Juan 4:1: Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus para ver si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido al mundo. (LBLA)


Leave a Reply

Your email address will not be published.