Pueblo repleto de brasileñas busca a hombres solteros

 Pueblo repleto de brasileñas busca a hombres solteros Fotos: facebook.com/noivadocordeirocomunidaderural

Pueblo repleto de brasileñas busca a hombres solteros Fotos: facebook.com/noivadocordeirocomunidaderural

El único requisito que piden las bellas mujeres de Noiva do Cordeiro es que los hombres obedezcan las peculiares reglas de su comunidad.

Brasilia, Brasil.- Suena como un cuento de la mitología griega: un pequeño pueblo escondido en las colinas, poblado por hermosas mujeres que buscan amor. Pero no, se trata de una comunidad real que se encuentra en Belo Horizonte, Brasil, donde la mayoría de los habitantes son mujeres y los pocos hombres que viven ya están casados o son parientes de las jóvenes casamenteras.

 Por ello, estas mujeres se han dado a la tarea de convocar a potenciales esposos a visitar su comunidad Noiva do Cordeiro; sin embargo, hay una regla: que los futuros maridos acepten vivir bajo las reglas femeninas, ya que toda la aldea es gobernada por mujeres.

 En esta insólita comunidad brasileña viven más de 600 mujeres, conocidas en todo Brasil por su gran belleza, y muchas de las cuales son solteras entre 20 y 35 años.

 Aunque no hay hombres disponibles para tener novio en su aldea, estas mujeres no están dispuestas a abandonar las estrictas reglas bajo las cuales viven, ya que ellas son la única autoridad en el pueblo.

 “Nuestra comunidad es más hermosa, más organizada y más armoniosa que si los hombres estuviesen en cargo”, comentó Rosale Fernandes, una de las habitantes de Noiva do Cordeiro, citada por el diario The Telegraph.

 Los hombres de Noiva do Cordeiro tienen que trabajar fuera de la comunidad y pueden regresar solo los fines de semana. Lo mismo pasa con los hijos varones al alcanzar la edad de 18 años.

 Este pueblo tiene una única e interesante historia. Fue fundado hace 120 años por Maria Senhorinha de Lima, una mujer expulsada de su comunidad por adulterio, después de que abandonara al marido con quien la habían obligado casarse.

 Poco a poco otras mujeres se unieron para vivir con ella. No obstante, en 1940 un pastor evangélico, Anísio Pereira, se casó con una joven de la comunidad y llegó a ser la máxima autoridad, imponiendo reglas muy estrictas, como la prohibición de cortarse el cabello, tomar alcohol o usar anticonceptivos.

 Después de su muerte en 1995, las mujeres de Noiva do Cordeiro decidieron que jamás permitirían que un hombre las volviera a gobernar y desde entonces ellas se encargan del trabajo y el gobierno.

Revista PM / Agencias

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.