Protección solar sin playa: adiós al tabaco y hola a los antioxidantes

Valencia Noticias | Redacción.- Con el verano, la protección solar se convierte en la estrella de las consultas de los usuarios de Internet en lo que a Salud se refiere. La playa es el destino de vacaciones para muchos: agua, arena y un sol potente del que debemos protegernos si no queremos terminar del color de la gamba. Sin embargo, cuando viajemos a pueblos del interior o nos quedemos en la ciudad también debemos prevenir los efectos nocivos del sol en la piel. El Dr. David Romero Riu, miembro de Saluspot y dermatólogo y cirujano plástico en Epidermos BCN, explica las claves para protegernos de la radiación solar aunque no nos bañemos en el mar y ofrece trucos, como no fumar o tomar alimentos con antioxidantes.

 

¿Por qué debemos protegernos del sol aunque no estemos en la playa?

Cuando estamos junto al mar tenemos claro que el sol el peligroso, pero la radiación es la misma si paseamos por la ciudad, tomamos un refresco en la calle o leemos un libro en nuestra terraza. Lo que condiciona el riesgo es el tiempo de exposición al sol.

Los-protectores-solares-generan-compuestos-potencialmente-toxicos-para-la-vida-marina_image_380

¿Cuándo se considera que nos sobreexponemos al sol?

El tiempo seguro de exposición solar depende del tipo de piel de cada persona. Una persona de piel muy clara se puede quemar tras 20 minutos de exposición solar entre las 11 y las 16 h si no utiliza un fotoprotector. En cambio, una persona morena podrá exponerse mucho más sin quemarse.

 

playa-malvarrosa¿Qué problemas de piel puede provocar una sobreexposición al sol?

El más frecuente es el envejecimiento prematuro de la piel con la aparición de manchas y arrugas. Pero lo más importante es que una exposición abusiva incrementa alarmantemente el riesgo de padecer cáncer de piel.

 

¿Cómo elegir un protector solar adecuado si no vivimos en la costa?

Los fotoprotectores llevan filtros físicos y químicos, antioxidantes y otros componentes que minimizan el daño del sol. El fotoprotector ideal depende del tipo de piel y de las horas de exposición. Una persona de piel clara que trabaje al aire libre utilizará un filtro 50+, repetirá su aplicación periódicamente y llevará sombrero. En cambio, una persona morena que trabaje en una oficina de 9 h a 17 h probablemente no necesitará fotoprotector. Un factor 30 sería suficiente en la mayoría de los casos.

 

¿Qué formato de aplicación es mejor?

La tendencia es usar fotoprotectores más fluidos que no pringuen demasiado, ya sea en crema, espuma o vaporizador. En la playa, especialmente en niños que están todo el rato en el agua, son más aconsejables fotoprotectores un poco más densos y resistentes al agua.

 

Si nos quemamos, ¿after sun o crema hidratante convencional?

El after sun no es más que una crema hidratante refrescante con componentes calmantes. Lo que debemos hacer es lavarnos bien la cara al llegar a casa y aplicarnos la crema que utilicemos habitualmente. La loción hidratante que le va bien a una persona no es adecuada para otra, por lo que un dermatólogo debe valorar nuestra piel para recomendarnos el tipo de crema idóneo. En general, una que incluya antioxidantes, retinol o ácido glicólico será nuestro mejor aliado para contrarrestar los efectos negativos del sol.

 

¿Con qué trucos protegeremos nuestra piel del sol en pueblos y ciudades?

  • Utilizar una crema con factor de protección solar no menor a 30 cada mañana.
  • Si trabajamos al aire libre llevar sombrero y manga larga e intentar estar en la sombra lo máximo posible.
  • Si sudamos mucho, repetir la aplicación del fotoprotector cada una o dos horas.
  • Utilizar cosméticos basados en principios activos de eficacia demostrada para revertir los efectos negativos del sol en nuestra piel.
  • Realizar un peeling cutáneo una o dos veces al año.
  • No fumar: el tabaco potencia el efecto negativo del sol en nuestra piel.
  • Mantener una alimentación saludable rica en antioxidantes.
  • Y si ya nos hemos quemado, la piel necesita nutrirse para recuperarse de la agresión. Necesitaremos productos calmantes, como los after sun, que bajen la inflamación.

Por el Dr. David Romero Riu, miembro de Saluspot y dermatólogo y cirujano plástico en Epidermos BCN.


Leave a Reply

Your email address will not be published.