Prisión sin fianza para el hombre que mató presuntamente a su mujer en Armilla

descarga
image-213247
El Juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 de Granada ha acordado prisión provisional, comunicada y sin fianza, para el hombre de 72 años que fue detenido este lunes en Armilla tras confesar a la Guardia Civil que había matado de dos hachazos a su esposa, de 68, hechos que ha reconocido también hoy ante la juez.

Un hombre de 72 años ha sido detenido este lunes en Armilla (Granada) tras confesar a la Guardia Civil que había matado a su esposa, de 68, cuyo cadáver ha sido encontrado con un hachazo, ha informado un portavoz del Instituto Armado. El suceso ha ocurrido minutos antes de las 7.00 horas en el número 1 de la calle Alberto Sols del municipio de Armilla, limítrofe con Granada capital. Según la Guardia Civil, después de cometer presuntamente el crimen el hombre llamó por teléfono al cuartel para confesar que había matado a su mujer y que tenía intención de suicidarse, pero pudo ser detenido por los agentes que se personaron en el domicilio. El mismo detenido el que les ha abierto la puerta de la casa. Una vez dentro los agentes han encontrado un hacha en la escalera y a la mujer muerta en el dormitorio con un corte en el cuello y otro en el pecho. El cadáver de la mujer ha sido trasladado hasta el Instituto de Medicina Legal de Granada. El matrimonio, que residía en una vivienda de Armilla, tenía dos hijas mayores.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha informado en un comunicado de que el acusado, J.H.R., tras ser reconocido por un forense -que ha acreditado que estaba física y psicológicamente en disposición de poder declarar– ha pasado a disposición de la juez, ante quien ha reconocido los hechos.

La juez ha considerado que el hombre puede ser autor de un supuesto delito de homicidio o asesinato, que se determinará tras la investigación de los hechos y el consiguiente juicio.

Por la gravedad del delito, para evitar riesgo de fuga y para prevenir que pudiera cometer nuevos actos peligrosos, la juez ha determinado su ingreso en prisión, que se hará efectivo en las próximas horas, ha detallado la fuente.

El septuagenario pasó sobre las diez de esta misma mañana a disposición judicial después de que este lunes telefoneara al instituto armado y confesara a la Guardia Civil que había matado a su mujer en el domicilio conyugal.

Concentraciones de repulsa

Los hechos ocurrieron minutos antes de las siete de la mañana de ayer en el número 1 de la calle Alberto Sols del municipio de Armilla, limítrofe con Granada capital.

El arrestado no tenía antecedentes por hechos similares y según la Guardia Civil y la Junta de Andalucía, no constaban denuncias previas por posibles malos tratos o problemas con la víctima.

El presunto homicida confeso agredió a su víctima con un hacha en el dormitorio, lugar en el que los agentes encontraron a la mujer muerta con un corte en el cuello y otro en el pecho.

Los municipios de Armilla y de Huétor Vega, este último de donde era natural la fallecida, han celebrado este mediodía sendas concentraciones a las puertas de sus ayuntamientos en repulsa por este nuevo caso de violencia de género, por el que han decretado además tres días de luto oficial.


Leave a Reply

Your email address will not be published.