Prisión para los detenidos por captar mujeres para luchar para el Estado Islámico

detenidos yihasistas (4)
AGENCIAS El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha dictado prisión incondicional para los cuatro detenidos -dos hombres y dos mujeres- el pasado domingo en varias localidades españolas por captar mujeres para luchar junto al Estado Islámico.

De la Mata ha tomado este martes declaración a los cuatro arrestados, dos de ellos de 20 años de edad, y ha dictado para ellos prisión sin fianza por los delitos de integración en organización terrorista, captación y adoctrinamiento. Los detenidos, por su parte, han negado cualquier vinculación con el Estado Islámico o con cualquier otro grupo radical vinculado al terrorismo islamista.

Los cuatro han coincidido en destacar que accedían a webs radicales, o se comunicaban en redes sociales con sujetos radicales con el único interés por conocer todo lo que rodea a su religión musulmana. De momento, la causa se mantiene bajo secreto por orden del juez.

Una presunta red para el adoctrinamiento radical
Los cuatro fueron detenidos en Toledo, Badalona (Barcelona) y Xeraco (Valencia) dentro de una operación conjunta con las fuerzas de seguridad de Marruecos, que arrestaron ese día a otras seis personas del mismo grupo en la localidad marroquí de Casablanca.

Una de las mujeres que ha pasado este martes a disposición del juez fue detenida en Toledo y la otra en Xeraco. Esta última es una joven de 20 años que vivía con su familia en el municipio valenciano desde hacía nueve años.

También tiene 20 años uno de los hombres, detenido en Badalona, de origen magrebí nacido en Cataluña, mientras que el otro es un musulmán converso de nacionalidad portuguesa y que fue arrestado en Toledo.

Todos ellos formaban supuestamente parte de una red que se extendía en ambos países y, además de a la captación, se dedicaba al adoctrinamiento radical y apoyo logístico para el Estado Islámico. Según el Ministerio del Interior, el grupo desarticulado divulgaba el ideario yihadista mediante comunicaciones con un elevado grado de privacidad, algo que conseguían usando plataformas virtuales dotadas de filtro de seguridad.

La red había logrado extender sus ramificaciones a España y Marruecos, además de ser capaz de mantener contacto con terroristas ubicados en zonas de combate, lo que les permitía disponer de datos en tiempo real de las circunstancias que facilitaban o impedían los desplazamientos de voluntarios que trataban de engrosar las filas del grupo yihadista.

El proceso de funcionamiento del grupo desarticulado se iniciaba cuando alguno de sus miembros mostraba públicamente su compromiso con la organización terrorista, justificando sus acciones y acatando totalmente su ideario.

Una vez culminada la captación, la red procedía al aislamiento de los nuevos miembros, a quienes solo autorizaba a tener contacto con otros componentes del grupo. Después ponían en marcha el desplazamiento a la zona de combate.


Leave a Reply

Your email address will not be published.