Prisión incondicional y sin fianza para la mujer vinculada a Estado Islámico

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha enviado este sábado a prisión a la joven española detenida el viernes en el aeropuerto de Málaga por su presunta vinculación con la organización terrorista Dáesh, el autodenominado Estado islámico (EI).

Fuentes jurídicas han informado que el juez ha dictado prisión incondicional sin fianza para la mujer, de 26 años, que había estado en la frontera turco-siria para unirse a los terroristas.

Agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional han detenido esta mañana en el aeropuerto de Málaga a una mujer, procedente de Turquía, por su presunta vinculación con el autodenominado Estado Islámico (Daesh)

Según ha informado el Ministerio del Interior, sobre esta mujer, ciudadana española, pesaba una Orden Internacional de Detención emitida por el Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional por su presunta vinculación con la citada organización terrorista. La arrestada había sido investigada en España por la Comisaría General de Información y se había desplazado a Turquía junto al resto de su familia con intención de dirigirse a Siria e integrarse en las filas de Estado Islámico.

La arrestada, que la mañana del sábado ha declarado ante el juez, abandonó hace aproximadamente un año España junto a su pareja con el fin de unirse al EI y llegó hasta la frontera de Turquía con Siria, donde tiene una fuerte presencia esta organización terrorista, aseguran fuentes de la investigación.

Sobre ella pesaba una orden internacional de detención emitida por el Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional por su presunta vinculación al Dáesh y ya había sido investigada en España por la Policía.

El arresto fue practicado el viernes a mediodía por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional en colaboración con la Brigada Provincial de Información de este Cuerpo en la capital malagueña, y la detenida fue trasladada a la sede de la Comisaría General de Información en el complejo policial de Canillas de Madrid.

Se trata de la tercera intervención llevada a cabo por las Fuerzas de Seguridad del Estado contra el terrorismo yihadista esta semana.

La Policía Nacional detuvo el martes pasado en Madrid a tres presuntos yihadistas preparados para cometer atentados, para los que la Audiencia Nacional ordenó ayer su ingreso en prisión.

El miércoles la Guardia Civil arrestó en Cornellá de Llobregat a otras dos personas por su supuesta vinculación con el aparato de reclutamiento y adoctrinamiento del Dáesh, uno de los cuales quedó en libertad y el otro ingresó en prisión.


Leave a Reply

Your email address will not be published.