¿Por qué se derrama el café que compramos para llevar?


¿Por qué se derrama el café que compramos para llevar en las cafeterías?

¿Ha notado que cada vez que pide un café para llevar, siempre se derraman varias gotas por el orificio de la tapa, que algunas veces llegan hasta las manos?

Pues bien, un grupo de científicos del grupo Convergent Science se dedicó a buscar una explicación física para este fenómeno, molesto algunas veces y peligroso otras debido a las altas temperaturas de los líquidos.

Específicamente al director de marketing de Convergent Science, Rob Kaczmarek, le pasaba esto a menudo. Por eso diseñó en su computadora un modelo de dinámicas de fluidos que describía el movimiento del líquido dentro de los recipientes donde va el café para llevar tipo StarbucksLos café para llevar fueron implementados por la marca de café Starbucks.

Pero allí se dio cuenta de que el problema era el diseño de la tapa y el envase.

“Esto ocurre porque el golpeteo del líquido (sea té o café) contra el recipiente es algo particular. El orificio está ubicado exactamente encima de donde termina esta especie de oleaje y la velocidad que toma la sustancia hace que, al estrellarse contra las paredes del recipiente, salpique hacia la superficie a través de la abertura”.

No todas las tapas que se utilizan para cubrir estas bebidas “para llevar” son diseñadas con un hueco o un orificio.

Algunas tienen tapas con un pequeñísimo agujero, otras se destapan para dejar al descubierto una abertura de mayor tamaño que sirve para compensar la presión del chorro de líquido caliente.

¿Cuadrado?

Si los lados de las tapas fueran más redondeados o angulosos, es probable que este fenómeno no ocurriera, de acuerdo a la experiencia de la física Lisa Jardine-Wright, de la Universidad de Cambridge, quien también ha sufrido algunos ratos incómodos por cuenta del café matutino.

150823123913_cafe_salpicar_cafe_624x351_thinkstock_nocredit
image-215873
El movimiento del café dentro del recipiente y el diseño de la tapa hacen que por lo general se presente una salpicadura cuando lo llevamos para tomar.

“Pensaría que el ángulo de la tapa debería estar diseñado en relación con el ángulo en que tomes el recipiente”, señaló.

Pero a esto se suman dos aspectos fundamentales: la velocidad a la que caminas y cuán lleno está el vaso en que llevas tu bebida.

Un estudio similar demostró que la mayoría de las salpicadas de café a través de la abertura de la tapa ocurre entre el cuarto y el séptimo paso de cada viaje.

Así, lo que inició como un juego en una computadora se convirtió en una forma de medir la dinámica de los fluidos en otros aspectos, como el patrón en que un incendio forestal se extiende en una zona determinada o en cuestiones relacionadas con los vehículos de la Fórmula 1 y la ingeniería aeroespacial

La idea es que esta tecnología pueda ayudar a resolver problemas de la vida cotidiana.En cualquier caso, lo mejor es no distraerse cuando llevamos un vaso de café en la mano.

Pero hasta que eso no ocurra, lo mejor será llevar siempre un buen par de servilletas.


Leave a Reply

Your email address will not be published.