¿Por qué murieron más de 170.000 alpacas en Perú?

image-210589

Las alpacas están acostumbradas al frío del altiplano, donde las temperaturas pueden llegar hasta los 14º bajo cero, pero en esta ocasión llegaron a menos 20º.

Las inusuales temperaturas registradas en la región de Puno, en el sur de los Andes peruanos, causaron estragos en la población de alpacas, uno de los animales más emblemáticos del altiplano.

Solo en las dos primeras semanas de julio murieron más de 170.000 animales cuya lana se exporta a países de Asia y Europa.

La mayor parte de los animales fallecidos son crías.

“Murieron básicamente de hambre y de frío”, le explicó  Germán Quispe, responsable del Centro de Operaciones de Emergencia Regional de Puno.

Aunque las alpacas están acostumbradas a las temperaturas heladas de esta zona de más de 3.900 metros de altura que pueden llegar hasta los -14º, en esta oportunidad llegaron a -20º.

“Pero además, se combinaron dos cosas: nevadas y heladas”, señala Quispe.

“Al cristalizarse el suelo nevado por la helada, los pastos que comen los animales quedaron bajo el hielo, y los animales se quedaron sin alimento”.

Cobertizos y cultivos

Si la nevada se disuelve, como ocurre generalmente, no representa un problema.

Pero al producirse los dos fenómenos, uno inmediatamente después del otro, las alpacas no tienen que comer, ya que en esta zona se alimentan exclusivamente de pastizales.

150803154647_alpaca_624x351_bbc
image-210590

Puno es la región del país donde hay más alpacas.

La situación obligó al gobierno a declarar el estado de emergencia y a llevar vitaminas, antibióticos y paquetes de avena para salvar al resto de los animales.

En opinión de Quispe, la forma más eficiente de proteger a las alpacas es construir cobertizos, para evitar la exposición al frío y cultivar variedades de plantas para que las alpacas no dependan sólo de los pastizales.

Si bien Puno no es la única región afectada -también se notificó de la muerte de animales en Apurimac, Huancavelica y Arequipa, Puno, cerca de la frontera con Bolivia- alberga el mayor número de alpacas.

Según la oficina de agricultura local, hay más de 2, 2 millones de animales distribuidos en 45 distritos.

Pronóstico

La pérdida de estas alpacas afecta seriamente a los lugareños, que dependen de la venta de la lana para su subsistencia.

“Tampoco los campesinos pudieron aprovechar mucho la lana de los animales muertos porque en su mayoría son crías, y de los animales pequeños no se puede sacar mucha lana”, señaló Quispe.

La lana de alpaca es valorada en países como China, Japón, Italia y Reino Unido, donde se utiliza para fabricar abrigos, mantas y bufandas.

Para la segunda y tercera semana de agosto se esperan nuevas nevadas, pero si no se ven seguidas de heladas, Quispe confía en que no presenten riesgos.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.