Por qué el “viagra femenino” podría no ser una gran idea

Una intensa campaña de prensa logró presionar a la FDA para su aprobación. Pero, ¿sirve en verdad?

El Addyi es el nombre comercial de la flibanserina, la droga que es conocida como el viagra femenino. Saldrá a la venta en octubre en los Estados Unidos.
El Addyi es el nombre comercial de la flibanserina, la droga que es conocida como “el viagra femenino”. Saldrá a la venta en octubre en los Estados Unidos.Crédito: Shutterstock

Fue presentada como una revolución. Sin embargo, sus efectos verdaderos todavía no están del todo claro. ¿Es en verdad el “viagra femenino” una buena idea? Esa es la pregunta que trata de responder un extenso informe de Martin Robbins, periodista del diario inglés The Guardian y columnista de Vice.

Según Robbins la Federal Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos debió aprobar su utilización luego de una interminable campaña de prensa y la presión de grupos activistas feministas que acusaron a ese organismo norteamericano de sexista. La FDA había rechazado en varias oportunidades la aprobación de Addyi, la marca comercial de la droga flibanserina.
Sin embargo, este tipo de medicamento es radicalmente opuesto a lo que genera en los hombres el viagra “tradicional“, que actúa “hidráulicamente” según explica el autor del artículo. Laflibanserina fue testeada por primera vez en los años 90 como una droga antidepresiva que actuaba sobre el cerebro. Estaba en su etapa experimental alterando el balance de los neurotransmisores.
Según los resultados obtenidos por la FDA la satisfacción lograda por el consumo de esta píldora no era determinante en la vida sexual de las mujeres. En los exámenes hechos por el organismo, el promedio “satisfacción sexual” al mes de mujeres sin ningún tipo de medicación era de 2.8. Para aquellas que ingerían un placebo, 3.7; y en el caso de las que consumían Addyi, 4.5 al mes. La diferencia entre los placebos y esta nueva droga no es determinante, según el autor.
La crítica sobre este medicamento continúa: a diferencia del viagra masculino, en el caso de laflibanserina se debe comenzar a tomarlo durante un mes, sin consumo de alcohol, lo cual podría generar efectos secundarios. Los efectos secundarios tampoco son menores: náuseas, insomnio, baja presión. Otra cosa a tener en cuenta es que durante este tratamiento no se pueden consumir anticonceptivos.
Robbins vuelca un poco de humor en su explicación y consultó a una amiga suya respecto al uso de esta píldora. Jennifer se considera experta en orgasmos: “Si tomo una píldora todos los días y significa que no puedo tomar para tener orgasmos, quiero al menos uno o dos al día. Si además viene con riesgos de daños en el hígado y síncopes, quiero cinco o seis. Y si tampoco puedo tomar pastillas anticonceptivas, que venga con condones gratis“.
Otro de los problemas que podrían surgir es acerca de a quién debería suministrársele esta medicación. En teoría está destinada aquellas mujeres cuya escasa actividad sexual impacta de manera negativa sobre su psiquis o sus relaciones. Pero, ¿cómo evaluarlo? ¿quién diagnostica este desorden sexual? El peligro de ser mal diagnosticada es alto. Y las consecuencias de consumir una píldora que podría no conseguir los efectos deseados es también muy alta.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.