Pongamos fin al matrimonio infantil

Más de 39.000 niñas son casadas cada día en el mundo 

Fuente de la imagen: Amalia Rodríguez/Plan International
image-423066

Fuente de la imagen: Amalia Rodríguez/Plan International

Beber un vaso de agua. Responder al teléfono. Cambiar el canal de la televisión. Son procesos rutinarios en los que invertimos escasos segundos. Sin embargo, en otras partes del mundo lo que pasa en unos segundos puede no ser tan trivial. Se estima que una niña es obligada a casarse cada dos segundos. El matrimonio infantil forzado es un problema global y una violación de los derechos de los niños y las niñas que se produce con muchísima frecuencia en países en vías de desarrollo.

Escudándola como una práctica tradicional, se estima que si la tendencia sigue siendo la misma, más de 140 millones de niñas habrán sido obligadas a casarse a edades muy tempranas para el año 2020. Entre las razones por las que esta práctica se sigue llevando a cabo encontramos una mezcla de desigualdad de género, pobreza y falta de protección de los derechos de los niños y las niñas. En cada país las razones más fuertes son diferentes, si bien las normas sociales y culturales del país en cuestión, y el acceso a una buena educación y un buen trabajo agravan la situación.

Las consecuencias del matrimonio infantil son catastróficas. Las niñas son tratadas como adultas sin serlo y se les piden responsabilidades que no deberían tener a tan temprana edad. Además, es más probable que sufran violencia, abusos y relaciones sexuales forzadas, por no hablar del riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual o quedar embarazadas.

Por suerte, hay ONG que luchan activamente para acabar con esta práctica tan extendida sobre todo en Asia Meridional y en África Occidental y Central, donde se estima que el 46% y el 41%, respectivamente, de las niñas de estos continentes han contraído matrimonio. Una de estas ONG es Plan International, fundación sin ánimo de lucro que lucha por los derechos de los niños y las niñas a nivel mundial desde que fue fundada en 1937. Plan International ha conseguido mejorar la vida de muchos niños y niñas en países con conflictos y desigualdades. Y todavía sigue luchando para conseguir que todos los pequeños tengan la oportunidad de tener una vida digna.


Leave a Reply

Your email address will not be published.