Podemos traslada al vecino la responsabilidad de la plaga de mosquitos mientras Compromís y PSPV imponen sanciones de hasta 1.200 euros

Régimen sancionador ordenanza mosquitos
image-366491

“Somos conscientes de que es un problema de todos” y “esperamos que durante las alegaciones modifiquen”, pero “frente a la multa, el PP reclama asesoría”

Burriana, 6 de mayo de 2016: El Partido Popular de Burriana ha lamentado que el concejal de Sanidad de Podemos, Manel Navarro, “haya presentado una ordenanza contra los mosquitos que, ajustada al guión de la regidora de Hacienda del PSPV, Cristina Rius, con el apoyo de Compromís, demoniza a los vecinos como únicos responsables de la plaga de mosquitos”.

El texto, que ayer el tripartito que gobierna en Burriana, bajo el liderazgo de la socialista María José Safont, aprobó por mayoría, “esconde, tras errores de bulto, el que parece un evidente interés recaudatorio a través de un régimen de sanciones marcado por el PSPV”.

Para la regidora del PP Consuelo Suay, “con sanciones de hasta 1.200 euros, queda claro a quién responsabiliza la coalición de la proliferación de la plaga”. El PSPV, que durante el pasado mandato pedía la dimisión de la regidora del PP por la imposibilidad de realizar fumigaciones aéreas, “hoy no solo no habla ya de la avioneta, sino que además elude a la administración local y autonómica de cualquier responsabilidad sobre el desarrollo de este insecto”.

Desde el Partido Popular, “somos conscientes de la problemática, de que la solución es compleja, pero evidentemente no llega a través de la sanción”. “Que la ordenanza que el concejal de Podemos nos han presentado introduzca cuestiones como la presencia de huevos de mosquito de hasta 16 milímetros, es decir, del tamaño de un huevo de codorniz, demuestra el trabajo que hay detrás de este texto. Es triste y lamentable. Pero esperamos que durante el periodo de alegaciones corrijan y modifiquen”.

Para la regidora Consuelo Suay, “resulta evidente y claro que el concejal de Podemos no se ha dignado a revisar un texto que es un claro y evidente corta y pega de otras ordenanzas”. “Entendemos que, cuando uno asume la responsabilidad de ser concejal, lo hace no solo para cobrar, sino para trabajar”. En este sentido, “al abandono de Podemos se ha sumado el declarado interés de su socio del PSPV, que en su deseo de recaudar, solo se ha fijado en que la cuantía de las sanciones fuera suficiente para poder hacer caja”.

Un objetivo que está “en las antípodas de nuestra campaña “Al mosquito ni agua”, que durante el pasado mandato trató de asesorar y prevenir para evitar la proliferación de mosquitos de la mano de los vecinos, proponiendo previa autorización entrar en propiedades para ser efectivos”. Ahora, ha apostillado Suay, “se plantea una acción totalmente contraria, inspeccionar para sancionar. Ese es el pretendido rescate ciudadano”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.