Podemos, dispuesto a explorar un pacto con Izquierda Unida para ir juntos a unas nuevas elecciones

Agencias Podemos está dispuesto a buscar un pacto a nivel nacional con Izquierda Unida y encontrar fórmulas para ir juntos a nuevas elecciones generales, según ha señalado la portavoz de la formación morada en el Congreso, Irene Montero.

Montero ha asegurado que, por el momento, “no hay más que una voluntad de explorar posibilidades de concurrir a las elecciones generales si se produjese una segunda vuelta”, según ha declarado.

Por otro lado, según señalan fuentes de Podemos a Efe, la formación morada contaría ya con que el posible acuerdo con el portavoz de IU, Alberto Garzón, pueda concretarse en los próximos días, a la espera de comenzar las negociaciones formales entre ambos partidos.

En este sentido, según apuntan estas mismas fuentes, quedaría buscar y cerrar la fórmula jurídica de esta colaboración entre ambas formaciones, si confluyen como coalición electoral o como partido instrumental; los puestos que ocuparán Garzón y otros miembros de IU en las listas, y el nombre con el que se presentarán a las elecciones.

Para Izquierda Unida es “irrenunciable” la coalición electoral

Para Izquierda Unida, según han confirmado a Efe miembros de la dirección de esta formación, es “irrenunciable” concurrir bajo el paraguas de la “coalición electoral”, fórmula que les reconocería jurídicamente como partido, lo que entre otras cosas les permite acceder a las subvenciones electorales y a los espacios en los medios públicos en campaña.

Otras fuentes de la dirección de Izquierda Unida han señalado a Efe que, como condición para formalizar ese acuerdo, es que ambas formaciones tengan claro lo que va a pasar el día después de las elecciones: los posibles pactos, el papel de Garzón en el Congreso o cómo organizar los grupos parlamentarios de las confluencias.

“Aún hay por delante mucho debate sobre política” antes de cerrar definitivamente ese acuerdo, insisten otras fuentes de IU.

Tanto Iglesias como Garzón se muestran partidarios

Durante la pasada semana, Pablo Iglesias se mostraba partidario de explorar una confluencia con Izquierda Unida para concurrir juntos en caso de nuevas elecciones generales y reconocía que las posiciones de ambos partidos han estado “distantes”.

Aunque no se pronunciaba sobre la posible fórmula de esa alianza, insistía en abrir el diálogo con Alberto Garzón.

Por su parte, Alberto Garzón, al igual que en días posteriores a la investidura fallida de Sánchez y hace unos pocos días en un desayuno informativo junto a Ada Colau, se mostraba partidario de explorar la posibilidad de una candidatura conjunta entre Podemos y su formación política en el caso de nuevas elecciones generales pero siempre advirtiendo de que cada parte “debe mantener su identidad”.

Errejón, partidario de no agrupar siglas

Por su parte, el portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, defendía esta semana mantener la hoja de ruta de la formación morada, sin agrupar siglas con Izquierda Unida u otros partidos políticos.

Aunque confirmaba las conversaciones entre Podemos e IU para una posible confluencia, se muestra partidario de enfocar la hoja de ruta del partido en hacer unas listas lo “más atractivas y más fuertes posibles”.

Ramón Espinar, portavoz de Podemos en el Senado, aseguraba este miércoles en Los Desayunos de TVE cree que tanto su partido como IU “son dos proyectos políticos diferentes”, por lo que “no haría falta” una fusión de ambas formaciones, aunque sí que consideraba que ambos partidos juntos conseguirían más votos en unas nuevas elecciones y “tener opciones de ganar”.

PSOE, convencido de que seguirá siendo “la principal fuerza” de izquierda

La dirección socialista, por su parte, tiene plena convicción de que el PSOE va a seguir siendo la principal fuerza de la izquierda si hay nuevas elecciones generales, según han señalado fuentes de Ferraz a Efe.

Sostienen que la postura mantenida por la formación de Pablo Iglesias durante el proceso de negociación le va a hacer perder votos, y por ello “tienen la seguridad” de que los socialistas “seguirán siendo la referencia en la izquierda”.

En cualquier caso, si se llegase a alcanzar un acuerdo entre ambas formaciones, tendría que ser refrendado tanto por las bases de Podemos como las de IU, y, por otro lado, divisar y vencer las resistencias que pueda haber en estas formaciones a ese posible pacto.

Rajoy cree que una coalición de “radicales” sería “pesima”

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado que una coalición de Podemos e Izquierda Unida, que ha llamado de “radicales y extremistas”, sería “pésima” para los intereses generales de España y la creación de empleo en rueda de prensa en la Moncloa tras su encuentro con el presidente de Cataluña, Carles Puigdemont.

Preguntado por si este anuncio varía en algo la oferta del PP al PSOE para un Gobierno que diera estabilidad a España y permitiera continuar con la recuperación económica, Rajoy ha dicho que “eso habría que preguntárselo” al líder socialista, Pedro Sánchez. “Si eso le influye, no lo sabemos”, ha señalado el jefe del Ejecutivo.

Sobre si llamará a Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno en funciones ha lanzado su “enésima” invitación al diálogo a Pedro Sánchez para intentar evitar la repetición de elecciones, pero ha advertido de que si el líder del PSOE sigue empeñado en no hablar, él ya no puede hacer nada más.


Leave a Reply

Your email address will not be published.