Pillada una conductora que causó un accidente y huyó del lugar a gran velocidad con las luces apagadas

Agentes de la Policía de la Generalitat – Mossos d’Esquadra del Área Regional de Tráfico del sector de Mollet del Vallés han imputado a una mujer de 55 años de edad, de nacionalidad española y vecina del Figaró-Montmany, como presunta autora de un delito de conducción temeraria y otro de denegación de auxilio.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 28 de mayo pasadas las 23 horas cuando los agentes de tránsito fueron comisionados por la sala de coordinación operativa para dar apoyo en un accidente que se acababa de producir en la C-17 sentido norte, a la altura del municipio de Parets del Vallés, donde un turismo había perseguido por detrás un motorista y la había hecho caer.

El motorista accidentado y testigos de los hechos explicaron como la causante del accidente había sido la conductora de un vehículo todo terreno que una vez perseguir el vehículo se detuvo y al ver lo que había hecho apagó las luces de vehículo y huyó a toda velocidad por la misma vía. En su huida el radar situado unos tres kilómetros más adelante la captó a una velocidad de 121 Km / h cuando la vía está limitada a 100 Km / h.

Una vez que los agentes pudieron obtener la fotografía emitida por el radar les permitió identificar el vehículo y localizar la conductora, la cual reconoció los hechos.

Los agentes instruyeron diligencias por los hechos, que ya han sido trasladadas al juzgado en funciones de guardia de Mollet del Vallés, y le imputaron los delitos de conducción temeraria y denegación de auxilio.

El conductor de la motocicleta sufrió heridas de carácter leve.

Por otra parte, y en otra actuación policial, los mozos detuvieron, la tarde del pasado sábado 30 de mayo, una conductora que circulaba por la C-60 sentido Granollers con una tasa de alcohol en sangre de 0,92 mg / l.

Dos vehículos que circulaban cerca de la conductora detectaron que estaba realizando una conducción peligrosa en zigzag y poniendo en peligro a los usuarios de la vía. Los conductores de estos vehículos, un mozo de escuadra fuera de servicio destinado al Área de Seguridad del Transporte Metropolitano y el Jefe de la Policía Local de Sant Antoni de Vilamajor, también fuera de servicio, consiguieron guiar el vehículo hasta el peaje de la Roca donde lograron detener y evitar que se produjera un accidente.

Una patrulla de mozos de escuadra destinados al Área Regional de Tráfico se hizo cargo de la actuación y realizaron la prueba de alcoholemia a la conductora, una mujer de 32 años, de nacionalidad española y vecina de Mollet del Vallés , la cual resultó imputada como presunta autora de un delito contra la seguridad vial por un conducir un vehículo bajo los efectos del alcohol.


Leave a Reply

Your email address will not be published.