Persiste el temporal de fuerte viento y grandes olas en el nordeste de España

La Agencia Estatal de Meteorología prevé este domingo un aumento de la cota de nieve en el norte en el entorno de los 1.000 metros, heladas débiles dispersas en el interior septentrional, y en el nordeste, vientos muy fuertes además de olas en Baleares de hasta 6 metros de altura.

En zonas del Ampurdán y en Menorca se prevén fenómenos costeros de riesgo importante, con olas muy grandes.

Las temperaturas máximas bajan en Galicia y asimismo en Canarias, especialmente en Medianías, mientras que en el resto de país tienden a ascender o a mantenerse sin cambios.

Las mínimas podrían llegar hasta los -8 grados en territorios como La Rioja, y en zonas interiores y dispersas del norte se prevén heladas, aunque en general ligeras.

Riesgo de aludes en Navarra

Por otro lado, la AEMET ha activado la alerta amarilla ante el riesgo de que se produzcan aludes en el Pirineo navarro de nivel 4 en una escala de 5, lo que significa que existe un peligro fuerte a causa de la inestabilidad del manto nivoso.

La alerta se mantiene, en principio, hasta las 18 horas, según ha informado el Ejecutivo foral en una nota.

En consecuencia, el Gobierno de Navarra aconseja evitar los lugares de riesgo y extremar la precaución a quienes acudan a la zona para disfrutar de la nieve caída durante los últimos días.

La recomendación se extiende a los excursionistas y montañeros que tengan previsto acudir a algún monte ya que las bajas temperaturas previstas, con heladas nocturnas, puede hacer que aumente el riesgo de accidentes por resbalones en el hielo.

Se aconseja que quienes decidan salir al monte lo hagan debidamente equipados con crampones y piolets en el caso de que tengan previsto ascender a cumbres nevadas, e ir provisto de ropa de abrigo impermeable y teléfono móvil con la batería cargada.

Puertos cerrados en Menorca

El temporal de tramontana en Menorca, con vientos del norte de fuerza 7-8, rachas de 80 kilómetros por hora y olas de 4 a 6 metros ha provocado este sábado el cierre de los puertos de Mahón y Ciutadella. Esto ha llevado a la cancelación del tráfico marítimo y la suspensión de las líneas regulares con los puertos de Alcudia y Barcelona.

La flota pesquera de la isla ha permanecido amarrada a la espera de que mejore el tiempo para volver a faenar.

Las perpectivas para este domingo no son buenas. La AEMET mantiene en vigor la alerta naranja por fenómenos meteorológicos adversos por el mal estado del mar y alerta amarilla por fuertes vientos.


Leave a Reply

Your email address will not be published.