Peatonalización de Serranos en Valencia: estas son las claves del nuevo diseño

A partir del 3 de mayo de 2016, València incorpora otro  uso peatonal el principal acceso histórico a la ciudad, el de las Torres de Serrans.
El entorno de la calle Serranos se peatonalizará a principios de mayo.
image-364194
y operatividad de la zona.

El centro de Valencia tiene una nueva zona peatonal. Desde este martes, el acceso en coche o en moto al eje formado por las calles Serranos, Batlia, Salvador, Almodí, Almirall y adyacentes (ver plano) ha queda restringido para residentes de estas vías, para particulares o comerciantes con plaza de garaje o para proveedores comerciales de 7.00  a 10.00 horas.

Todos ellos, salvo los proveedores, deberán sacarse una acreditación en las oficinas de la Concejalía de Tráfico ubicadas en el edificio municipal de Tabacalera. El plaza para obtenerla está fijado hasta el 30 de junio.

 

En total, son 10 calles las que se han convertido en peatonales. Además, Serranos, Batlia y Salvador han cambiado de sentido.

Pero, ¿cómo se controlará el acceso y circulación del resto de vehículos? Al respecto, el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, ha explicado que está prevista la instalación de cámaras identificadoras de matrículas en los accesos a esta nueva zona de residentes: “Este fue uno de los proyectos que solicitaron los vecinos de Ciutat Vella para los presupuestos participitivos y cuenta con una dotación de 150.000 euros”.

De esta forma, se hará un censo con las matrículas autorizadas a circular por el entorno y las cámaras detectarán y sancionarán al resto.

Sin embargo, hasta que estén instaladas, según Grezzi, “a finales de este año”, será la Policía Local la que iniciará una campaña informativa para a dar a conocer las novedades a quienes circulen por estas calles de forma incorrecta.

En este sentido, la ordenanza de Circulación prohíbe como norma general circular y estacionar a coches y motos por calles peatonales. Solo los residentes y particulares con plazas de garaje que estén acreditados pueden entrar y hacer una parada limitada para carga y descarga en estas vías.

Los ciclistas sí que puden circular pero a velocidad reducida y respetando la prioridad de los peatones.

Así, tras la campaña informativa que se prolongará varias semanas, empezará la campaña de sanciones, con multas que pueden llegar a los 200 euros.

Tasa anual para la zona naranja

Por otra parte, Grezzi ha informado que las plaza de aparcamiento de zona naranja serán en el futuro de uso exclusivo para residentes. Actualmente, su uso es libre, aunque los que no están acreditados como vecinos pagan una tasa mucho más elevada.

Además, se cambiará la forma de pago. Las tarifas actuales establecen tres precios según el tiempo que se deja el coche: 0,60 euros un día, 1,70 euros tres día y 2,80 euros 7 días. Tras la modificación, para la que aún no hay fijada una fecha concreta, se hará un único pago anual, lo que supondrá un abaratamiento del coste final.

queda-trafico-entorno-Torres-Serranos_EDIIMA20160428_0947_5

1. ¿Cuál es el cambio principal en el entorno de Serranos?

El cambio principal radica en la peatonalización total de este entorno histórico, consolidando el uso principal que se hace en él por parte de la ciudadanía, que se produce caminando.

La actuación consiste en la conversión en calles peatonales de las vías beneficiadas por la actuación —entre las que destacan las calles de Serrans, Salvador, Almudí, Almirall, Mestres, Cuines y Corretgeria—, eliminando totalmente la circulación y estacionamiento de vehículos de motor de no residentes, y garantizando el acceso, tanto a los residentes como a comerciantes y carga y descarga autorizada, de acuerdo a las condiciones que establecen las ordenanzas para las calles peatonales.

2. Acceso garantizado a vecinos y propietarios de plazas de aparcamiento con itinerarios mínimos

Los vecinos y propietarios de plazas de aparcamiento seguirán teniendo acceso garantizado a sus domicilios y plazas de aparcamiento comprendidas en las calles peatonalizadas. Sin embargo, con la finalidad de que el beneficio de la peatonalización sea el mayor posible y minimizar el impacto del tráfico para todas las personas, vecinas y visitantes, la circulación autorizada en algunas de las calles cambia de sentido de cara a que el trayecto de los vehículos sea el menor posible.

De esa manera —como se aprecia en el plano adjunto— el sentido de circulación autorizada se invierte en las calles Salvador, Serrans y Batlia, reduciendo al mínimo los itinerarios a motor por el interior de la zona peatonal. Por tanto, el acceso al barrio por parte de las personas autorizadas se realizará por la calle Salvador o por el lateral de las Torres en el caso de los que tengan como destino la calle Náquera y su entorno. Dado que la calle Serranos se convierte en una vía de salida, el acceso con vehículos de motor al entorno desde el Pont de Fusta se realizará únicamente por la calle El Salvador.

3. También a los comerciantes con vehículos autorizados

A los vehículos autorizados de vecinos y propietarios de plazas de aparcamiento se sumarán finalmente los de los propietarios de los pequeños comercios de la zona. Estos, como los vecinos, estarán autorizados a realizar pequeñas detenciones para acciones puntuales de carga y descarga, aunque como el resto de la ciudadanía no podrán estacionar en la zona peatonal ningún vehículo de motor. En todos los casos, deberán solicitar la autorización al Ayuntamiento, mediante la presentación de una instancia acompañada de los documentos acreditativos del cumplimiento de las condiciones exigidas puede solicitarse siguiendo este enlacehttps://sede.valencia.es/sede/registro/procedimiento. Debido a los plazos de puesta en marcha de la actuación, el Ayuntamiento ha concedido un periodo prudencial para la solicitud y obtención del permiso hasta el 30 de junio, fecha a partir de la cual solo se podrá acceder con la autorización en regla.

4. Carga y descarga ordenada

Por lo que respecta a la carga y descarga, ésta se ve afectada por el cambio de naturaleza de las calles a zona peatonal, por lo que pasan a estar reguladas por lo que las ordenanzas municipales —que no se han modificado— estipula para este tipo de vías. De esa manera estará permitido el acceso a los vehículos industriales de distribución comercial exclusivamente en horario de carga y descarga entre las 7.00 y las 11.00 horas.

5. Una zona peatonal con todas sus ventajas y garantías

La medida supondrá la recuperación de un espacio de calidad para las vecinas y visitantes, cumpliendo las directrices señaladas en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) aprobado con por el Pleno Municipal en 2013, que establecía el de Serranos como uno de los ejes peatonales a recuperar en la ciudad. Y además consolidará como peatonales las calles del entorno que hasta ahora solo lo eran nominalmente, aunque no funcionaran como tal.

Así pues, las vías comprendidas en la actuación y las peatonales adyacentes ya existentes disfrutarán de todas las ventajas del resto de zonas peatonales de la ciudad, estando libres —además de la circulación de vehículos de motor no autorizados— también de su estacionamiento, y permitiendo la circulación ciclista solo en las condiciones que la ordenanza contempla para su uso en zonas peatonales (“siempre que exista un ancho de paso libre superior a 3 metros, manteniéndose a una distancia mínima de 1 metro con el peatón y de las fachadas de los edificios colindantes, y teniendo en cuenta que en cualquier caso la preferencia de paso es siempre del peatón. En caso contrario las bicicletas deberán ser transportadas a pie hasta atravesar dichas zonas o calles”).

6. Con la mejor conexión de transporte público y plazas de motos en el exterior

Finalmente cabe señalar que, junto a la principal puerta de la ciudad y de este entorno, las Torres de Serrans, continúan las actuales paradas de taxi y se está reforzando la conexión con la EMT, cuyas líneas se encuentran actualmente en proceso de mejora en sus frecuencias y conectividad, por lo que una buena accesibilidad a la zona está más que garantizada mediante transporte público. Por otro lado, para paliar en lo posible la imposibilidad del acceso en motocicleta y su aparcamiento en superficie en la zona peatonalizada, se han implementado aparcamientos de moto en calzada en el entorno de las Torres de manera notable.

7. Y todo, de nuevo, con una intervención blanda

Toda esta pacificación del tránsito y protección del entorno histórico y patrimonial de la ciudad de València, se ejecuta de nuevo y en principio sin realizar grandes obras, utilizando mobiliario urbano y cambios de señalización, de modo que se pueda realizar sobre la misma cualquier tipo de ajuste si este fuera necesario. La definitiva reurbanización del entorno, acorde a las nuevas características de la vía y a la peculiaridad de la zona histórica en que se encuentra, se irá acometiendo paulatinamente, sin menoscabo de que se puedan disfrutar desde ya mismo de las ventajas de una zona libre de humos y ruidos.


Leave a Reply

Your email address will not be published.