One Team III semana 6: La historia de Mateo

Valencia Noticias | Redacción.- Valencia Basket Club ha desarrollado en el pabellón del Colegio Eliseo Vidal la sexta sesión de entrenamiento con los chicos y chicas de la Fundación Síndrome de Down de Valencia, dentro del proyecto europeo One Team, el programa de Responsabilidad Social Corporativa liderado e impulsado por Euroleague Basketball.

La sesión de esta tarde ha profundizado en aspectos técnicos que ya se habían trabajado como el bote o el paso, aunque en el día de hoy se ha profundizado en el juego en equipo y la importancia de la comunicación verbal en el deporte colectivo. Para ello, los coaches han preparado varios ejercicios en grupo donde los participantes han desarrollado a través del juego comportamientos de comunicación afectiva y adecuada y han terminado poniendo en práctica todo lo aprendido hasta ahora con un partidillo.

Desde hace dos meses Valencia Basket, con la ayuda de la Obra Social ‘La Caixa’, tiene funcionando su segundo proyecto de la temporada dentro de ‘One Team’. En él, los entrenadores de cantera y escuela que participan como coaches están empleando el baloncesto como vehículo para compartir valores sociales con los chicos y chicas de la Fundación Asindown.

 

La historia de Mateo

Cada sesión del “One Team” tiene detrás decenas de historias, diferentes perspectivas de una misma actividad para los participantes, entrenadores, profesores, padres, madres o periodistas. Una de esas historias es la de Mateo. Este jovencito de eterna sonrisa y pelo un poco revuelto sopló 14 velas en su última cumpleaños y ha participado en todas las sesiones desde que se inició este One Team III.

SONY DSC

El baloncesto entró tan fuerte en su vida que tras las primeras sesiones con los coaches del One Team quiso ir un poco más allá. El gusanillo del baloncesto llegó a él a través de esta actividad y hace un mes jugó su primer partido de baloncesto con el equipo del Club Deportivo Unitts a las órdenes de su padre, Osvaldo. También ha empezado a hacerse habitual de la Fonteta, donde acude a disfrutar del juego del equipo siempre convenientemente uniformado con su camiseta y su bufanda. Mateo llegó a estas sesiones a través de la asociación “Crecer en positivo”, que está presidida por su padre.

Conocemos algo más de Mateo a través de los ojos de Osvaldo Márquez, que por encima del presidente de asociación y del entrenador de baloncesto, nos cuenta sobre su hijo que “ser padre de un chico tan especial es igual que cualquier otro padre, lo único es que hay que entender ciertos parámetros que son diferentes, asumirlos, creer que todo va a ser lo que la vida disponga y echarle toda la energía del mundo. Y al final, todo va adelante”.

Osvaldo destaca que “Mateo lleva su vida con la normalidad que conoce, todos tenemos una manera de percibir la vida y él tiene la suya. Es un niño muy feliz, y creo que eso es lo que todos los padres deberíamos intentar, que nuestros hijos sean felices y vivan lo mejor que puedan”.

En opinión del padre de Mateo, este tipo de actividades “siempre aportan un valor agregado, aportan una motivación para el día a día. Esta iniciativa es muy buena y sí además va acompañada del Valencia Basket, como en este caso, ayuda muchísimo. Les hace muchísima ilusión, lo esperan… Les dices por la mañana que es el día de la actividad con el Valencia Basket y están encantados, se van ya al cole con la camiseta puesta y tienen esa alegría de tener una actividad especial para hacer. Es una actividad genial y les aporta mucho más de lo que pudiéramos creer”.

Para todos aquellos que se acercan desde fuera a esta realidad, Osvaldo les da un único consejo: “Es fundamental que todos entendamos que esto es normal, que hay mucha gente diferente en una sociedad y que todas las actividades necesitan su apoyo, en este caso puede que un poquito más, pero es algo que debe estar, que le aporta a ellos y a la sociedad y ese es el camino. Dejar de pensar que esto es una cosa diferente, aislada sino asumir que está y a partir de ahí vivirlo, entenderlo y participar. Cualquiera que se acerque a esto verá que le aporta mucho y que realmente es un mundo agradable de vivir, con sus dificultades pero agradable de vivir”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.