Oltra da a conocer en Madrid el ‘pequeño milagro’ del cambio en la Comunitat

paco
image-433068

La vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha asegurado que la Comunitat Valenciana vive “un nuevo tiempo de diálogo, de acuerdo y de consenso que ha permitido que tres formaciones políticas” hayan concertado “las bases sobre las que construir un gobierno de transformación y una forma perfecta de cohabitación: el mestizaje, la complicidad y la colaboración en todos los departamentos, con un objetivo claro: constituir un gobierno con dos partidos, no dos gobiernos paralelos”. Por ello, “en la Comunitat Valenciana practicamos tecnología política punta, artífice del pequeño milagro del cambio”, ha indicado.

Oltra se ha pronunciado de esta manera durante su intervención en el Fórum Europa. Nueva Economía, que ha tenido lugar en Madrid ante más de 250 invitados, entre los que se encontraban dirigentes de diferentes partidos, así como empresarios, representantes del movimiento sindical y de la sociedad civil y responsables de distintas embajadas europeas.

Se trata de la primera vez que la vicepresidenta de un Gobierno autonómico acude a la llamada de este foro, una intervención que se produce tras más de un año y medio de gobierno de cambio en la Comunitat Valenciana.

Con la intención de visibilizar la situación política valenciana en la capital española, la también portavoz del Consell ha llamado la atención sobre el hecho de que hay los mismos kilómetros de Valencia a Madrid que de Madrid a Valencia y, sin embargo, el conocimiento que se tienen de una zona y de otra no se producen en el mismo sentido. “Cómo es posible que los valencianos estemos al corriente de los asuntos madrileños y los madrileños tengan un desconocimiento tan profundo de la realidad valenciana”, ha expuesto.

En este sentido, y para ilustrar la situación de cambio y el “pequeño milagro” que se ha producido en la Comunitat Valenciana desde el 24 de mayo de 2015, Oltra ha incidido en que ahora hay un gobierno de coalición (Compromís y PSPV) con el apoyo externo de un tercero (Podemos) sobre la base del ‘Acord del Botànic’; una Mesa de Les Corts compuesta por miembros de todos los grupos de la Cámara y muchas resoluciones parlamentarias aprobadas por más de tres quintas partes.

Según la vicepresidenta del Consell, el fin de la alternancia política ha traído consigo una experiencia en la que prima el diálogo y el consenso y que pasa por “poner la inteligencia colectiva al servicio de los valencianos y las valencianas”.

“Esta mejora en el juego democrático ha beneficiado también a la ciudadanía, que ha visto cómo algunos de los derechos y servicios que les fueron arrebatados por el anterior Gobierno del PP les han sido devueltos o incorporados como una novedad”, ha incidido Oltra.

Como ejemplo, se ha referido al fin del copago confiscatorio farmacéutico y en centros de día y también ha destacado que las víctimas de la violencia machista ya no pierden las ayudas por tener deudas con la Seguridad Social o que las personas con dependencia que están en el sistema cobran puntualmente las ayudas.

“La corrupción en la Comunitat es síntoma de la anorexia democrática del PP”

Durante su intervención, la vicepresidenta ha lamentado que la corrupción esté vinculada a la Comunitat Valenciana “casi tanto como la paella”, un escenario que, según Oltra, no es más que “el síntoma de la situación de anorexia democrática en la que el PP convirtió al país de los valencianos”.

“Dos presidentes de Les Corts imputados; un tercio del Grupo Parlamentario Popular imputado en la anterior legislatura; un delegado de la Comunitat detenido y puesto a disposición judicial; 12 consellers imputados; la mayoría de los concejales del PP del Ayuntamiento de Valencia investigados por presuntos delitos de financiación ilegal son ejemplo de una debilidad democrática extrema consecuencia de haber confundido a su partido con la institución, la mayoría absoluta con el poder absoluto y de haber construido un engranaje para que las siglas PP pasaran a significar Perpetuarse en el Poder, a cuyo objetivo todo se subordinaba”, ha indicado la vicepresidenta.

Oltra ha remarcado que “este abuso de poder y el saqueo de las arcas públicas supuso un impacto sobre los valencianos, según diversos estudios, de entre 12.000 y 13.000 millones de euros”.

Lo primero, las personas

Pero esta situación cambió, según la vicepresidenta,” con la llegada del Gobierno del Botànic”. “Desde el mismo momento de la constitución del nuevo Gobierno valenciano nos pusimos manos a la obra en una ingente tarea de desescombro, de reparación de derechos, de restablecimiento de prioridades y de desactivación de minas políticas consecuencia de una ruina en diferido a la que estamos haciendo frente día a día”.

Precisamente, por este motivo, las primeras leyes impulsadas por el Consell fueron dirigidas a la devolución de derechos arrebatados, como la ley que retorna la sanidad pública a todas las personas; la garantía de derechos constitucionales, como la ley que regula la función social de la vivienda o la ampliación de derechos para todas las personas, particularmente las más invisibles y que más discriminación sufren, como la ley que regula la autodeterminación de género.

“Esto muestra que el Consell tiene muy claras sus prioridades: las de las personas que están en situación de exclusión o de empobrecimiento, las de los colectivos más vulnerables, las de los invisibles. A ellos van dirigidas nuestras políticas”, ha insistido la vicepresidenta del Gobierno valenciano.

Asimismo, Oltra ha hecho hincapié en que, con las nuevas políticas fruto del Acord del Botànic, en la Comunitat viven mejor las 4.669 personas que se han beneficiado del fin del copago en los centros diurnos, así como las 12.482 a quienes ya no se les confiscan las pagas extras; los 110.000 niños y niñas beneficiados por las becas de comedor en los colegios, que duran todo el curso escolar; las 867.198 personas que han dejado de pagar el copago farmacéutico; los 32.000 alumnos y alumnas que tienen acceso a sus libros de texto sufragados por la Administración valenciana o las 51.000 personas en situación de dependencia y sus familias que ahora cobran puntualmente sus prestaciones.

“En cuestión de gestión de la cosa pública, se ha demostrado la falsedad del mito de que la derecha gestiona mejor que la izquierda”, ha indicado la vicepresidenta.


Leave a Reply

Your email address will not be published.