Oltra: ‘Cada día trabajamos por ‘dignificar’ las residencias publicas frente al modelo de un gobierno que en más de 20 años apostó exclusivamente por lo privado’

16-9-20_m-oltra_comision_cortes
image-422356

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, ha defendido que su departamento está trabajando por un modelo que “dignifique” el servicio público de atención residencial a las personas mayores y dependientes, frente al modelo de un gobierno que “no abrió ni una sola residencia pública en 17 años y apostó exclusivamente por el crecimiento de plazas y centros privados”.

Así, lo ha explicado durante su comparecencia, a petición propia, en la comisión de Política Social y Empleo de Les Corts, donde ha informado sobre las actuaciones llevadas a cabo tras las informaciones aparecidas sobre el trato que recibió un usuario en la residencia de personas mayores dependientes de Carlet, tras hacerse pública una imagen en la que el hombre se encontraba en el suelo.

La vicepresidenta ha explicado los antecedentes de un centro que ha sufrido durante 19 años los efectos de un sistema “encargado de alimentar la opinión de que lo público es deficiente y de apostar por las políticas de privatización. Esto ha dado lugar a situaciones como las de Carlet, que se ha visto “agravada” con los recortes del anterior gobierno del PP y por las restricciones presupuestaria impuestas por el Gobierno central.

Antecedentes

Las dimensiones del centro de Carlet, que cuenta con 520 plazas, una plantilla de 199 trabajadores y un diseño arquitectónico poco funcional, ha dificultado el control y la atención a los residentes. No obstante, la vicepresidenta ha señalado que el servicio de Acreditación e Inspección de Centros y Servicios recibió durante el periodo del 2011-2015 un total de 329 quejas o denuncias de residencias de personas mayores dependientes de la Comunitat Valenciana, 6 de ellas procedentes de la Residencia de Carlet, lo que supone un 2% del total de las mismas.

Respecto a las quejas y denuncias durante ese periodo, la vicepresidenta ha querido resaltar que, de las 329 recibidas de centros residenciales de personas mayores, “el 16’5% corresponden a residencias de titularidad de la Generalitat, mientras que el 83’5% corresponden a centros privados”.

Asimismo, en su comparecencia Oltra ha criticado la “inacción del gobierno anterior” ante las sugerencias realizadas por el grupo de mejora continua, que se creó en 2010 como un foro de reflexión sobre el modelo de servicios sociales, y que propuso que en Carlet se implantaran técnicas de dirección más participativas y con dinámicas de trabajo en equipo dado “el malestar que se detectó en la plantilla”.

La vicepresidenta ha explicado que, dada la situación “de abandono” que ha sufrido en los últimos años la residencia de Carlet, desde diciembre del pasado año se han realizado varias visitas y se han mantenido reuniones con la dirección del centro en varias ocasiones, tanto la vicepresidenta como la directora general de Servicios Sociales y Personas en Situación de Dependencia, la directora territorial de Valencia, así como personal del servicio de inspección.

Como resultado de estas actuaciones, a partir del pasado mes de marzo se paralizó el ingreso ordinario de residentes y sólo se autorizaron los ingresos urgentes con el objetivo de reducir la ratio de residentes. Pese a las dificultades para cubrir los periodos vacacionales del personal del centro, cabe destacar que en 2016 se ha cubierto el 91’26% de los periodos vacaciones solicitados.

La decisión de paralizar los ingresos ordinarios ha conseguido reducir en 48 el número de residentes, ya que sólo se han producido 7 ingresos de casos graves, ha informado la consellera, quien ha incidido en que a partir de ahora “estaremos en ingresos cero”. “Mientras no podamos ampliar plantilla, vamos a disminuir el número de residentes”, ha asegurado.

Desde el momento en que se conoció el grave incidente ocurrido en la residencia de Carlet, a partir de la publicación de una fotografía en un medio de comunicación el domingo 4 de septiembre, desde la Conselleria de Igualdad se procedió a la recopilación de la información de los hechos. Al día siguiente, la vicepresidenta se trasladó a Carlet, donde mantuvo una reunión con la dirección del centro y con el comité de empresa.

La vicepresidenta visitó en primer lugar a la persona usuaria de la residencia que aparecía en la fotografía y a su familia, a quien se le ofreció la posibilidad de trasladarle a otro centro. En estos momentos, bajo expreso deseo de la familia, ya se encuentra en otra residencia.

Oltra ha destacado que, en todo momento, se ha mantenido informados a todos los portavoces de los grupos parlamentarios sobre las distintas decisiones tomadas, como la dimisión del director del centro, la apertura de una investigación para esclarecer los hechos y delimitar responsabilidades y si da lugar, abrir expedientes sancionadores o trasladarlo a Fiscalía en el caso de que se encuentren responsabilidades penales.

Para finalizar, la vicepresidenta ha señalado que, para acabar con estos sucesos, es necesario trabajar por un cambio de modelo en que se prime “la autonomía frente a la dependencia”, y en el que se quiere sustituir “los macrocentros” como Carlet por residencias que se parezcan “más a un hogar, a una casa”.

“En cada residencia que he visitado este año los problemas siempre son los mismos y las quejas de los trabajadores también, y es el abandono que durante años ha padecido este sector”, ha manifestado, y ha avanzado que los servicios de la conselleria ya están estudiando un cambio de proyecto en Carlet que permita “una atención óptima a las personas residentes”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.