Oltra advierte de las brechas interior y exterior que descosen la UE ‘generando desigualdad y división’

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha participado este miércoles en la reunión de la Cumbre de las Regiones en Bruselas, donde se ha tratado el documento ‘The contribution of Europe’s regions to managing of future’ con el objetivo de solicitar a la Unión Europea la continuación de la política de cohesión para todas las regiones después de la estrategia 2020, que agrupa los objetivos políticos de la institución y de la que depende los fondos que se distribuyen posteriormente.

Acompañando a la consellera han asistido en el encuentro, que se ha celebrado en la sede del Comité de las Regiones en Bruselas, el conseller de Hacienda y Administración Pública, Vicent Soler, el delegado del Consell en la UE, Joan Calabuig, la directora general de Relaciones con la UE, Daría Terrádez, y la directora general Financiación y Fondos Europeos, Miriam Fernández.

En su intervención en la Cumbre de las Regiones la consellera ha trasladado a los miembros de la comisión que en este momento, “existen dos grandes brechas interior y exterior que descosen la UE generando desigualdad y división” y ha ahondado en que la primera de ellas, la brecha interior, “crea desigualdades entre los habitantes”.

Previamente a la celebración de la cumbre, Mónica Oltra ha mantenido un encuentro con el ministro de la región italiana de Emilia Romagna, Andrea Corsini. El gobierno de esta región ha desarrollado un ambicioso programa de obtención de fondos europeos para elaborar proyectos de innovación social.

El documento, firmado por 337 regiones y ciudades de 22 estados miembros que representan a 360 millones de habitantes (de 72%) de la población de la UE, apuesta por que la institución continúe con la política de cohesión iniciada en 2014 y que finaliza en 2020.

Durante ese periodo se prevé la distribución de 351.800 millones, lo que supone un tercio del presupuesto de la Unión Europea. Estos fondos suponen un instrumento que las regiones y municipios utilizan para generar cohesión, cambios estructurales, lucha contra el cambio climático, favorecer la transición energética, crear empleos, estimular la innovación y mejorar las insfraestructuras en las regiones menos desarrolladas.

Las regiones envían así, a juicio de Mónica Oltra, un mensaje “firme y claro” antes de las primeras propuestas relativas al debate en 2017 del Marco Financiero Plurianual, que se desarrollará tras el año 2020. El objetivo es trasladar la apuesta por mantener una “política regional fuerte y renovada” y evitar la pérdida de poder de influencia de las regiones en la Unión Europea, ha asegurado.

Según ha explicado la vicepresidenta, en el marco de la política de cohesión, el Gobierno valenciano “seremos los primeros en España en realizar las gestiones para poder destinar el 20 por ciento de dichos fondos para la lucha contra la pobreza. Se trata de 29,8 millones de euros que irán destinados principalmente a políticas de inserción laboral y que prevé beneficiar a 20.000 personas. Además, estos programas tendrán carácter universal por lo que cualquier persona que resida en la Comunitat Valenciana”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.