Ocho de cada diez casos de daño cerebral adquirido se producen a causa de un ictus

Ocho de cada diez casos de daño cerebral adquirido se producen a causa de un ictus. Así lo ha destacado hoy el director general de Asistencia Sanitaria, Rafael Sotoca, en el acto celebrado hoy, organizado por la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de Valencia con motivo de la celebración del Día Nacional del Daño Cerebral Adquirido (DCA) el próximo lunes, 26 de octubre, para dar a conocer la realidad de este colectivo.

Según Sotoca, “la principal causa que provoca esta patología es el ictus, en un 80% de los casos (infartos y hemorragias cerebrales), mientras que la segunda causa es el traumatismo cranoencefálico, tanto por accidente de tráfico como por accidente laboral”. Asimismo, el director general ha informado de que “en la Comunitat Valenciana se producen cada año una media de 8.000 casos de pacientes con daño cerebral adquirido”.

Actualmente, la Comunitat cuenta con cinco centros que disponen de Unidades de Daño Cerebral Adquirido en régimen de hospitalización: el hospital La Magdalena de Castellón, los Hospitales Doctor Moliner y Mislata (antiguo hospital Militar) en Valencia y los hospitales de La Pedrera y San Vicente del Raspeig en Alicante. Además, en tres de ellos se ofrece atención ambulatoria.

El objetivo de estas unidades de daño cerebral es la rehabilitación y el cuidado asistencial de las personas afectadas, buscando recuperar al máximo sus capacidades físicas, cognoscitivas y emocionales, para lograr el mayor grado posible de autonomía personal e integración. La atención prestada en estas unidades es de tipo integral e individualizada.

Rafael Sotoca ha recordado que en España se estima que son 420.000 personas con daño cerebral adquirido y en la Comunitat Valenciana hay alrededor de 56.000 afectados. En este sentido, ha resaltado que la conselleria de Sanitat está trabajando para mejorar la calidad asistencial de los pacientes con Daño Cerebral Adquirido.

Además, se ha referido a la incorporación a la red de Tele-ictus de todos los hospitales de la Comunitat, completando así la red asistencial para prestar la atención al ictus en el menor plazo posible, consiguiéndose un mejor pronóstico y recuperación del paciente.

La importancia no se deriva de su elevada frecuencia sino por la gravedad de las deficiencias secundarias que presenta, como son la afectación motora, cognitiva y conductual, que puede llegar en la mayoría de los casos a la dificultad para realizar las actividades de la vida diaria.

III Feria de Daño Cerebral Adquirido

El hospital La Pedrera de Denia ha celebrado hoy también la tercera edición de la Feria de Daño Cerebral Adquirido, que tiene como objetivo concienciar a la población sobre las causas que originan el Daño Cerebral, cómo prevenirlo y cómo tratarlo.

Para ello, además de contar con stands informativos, se han desarrollado una serie de actividades que permiten a los visitantes conocer su “salud cerebral”, a través del riesgo cardiovascular, con la realización de pruebas de tensión arterial, glucemia, peso, etc., así como pruebas de agilidad física y mental; y también, por un día, saber cómo se siente un paciente con Daño Cerebral Adquirido.

También se han realizado actividades cognitivas para ver cómo funcionar nuestro cerebro y se ha informado de las diferentes terapias en daño cerebral, los cuidados en el domicilio del paciente, su movilización y cuidados, así como los consejos para los cuidadores.

Terapias realizadas

El Daño Cerebral puede afectar a una variedad de funciones corporales, tanto sensitivas como motoras, al lenguaje y al habla, a la memoria, al razonamiento, la personalidad o el comportamiento.

Por una parte, la fisioterapia es importante tanto en la fase aguda como en fases avanzadas del DCA, así como también lo es establecer un programa fisioterapéutico individualizado y personalizado que vaya adaptándose a las necesidades funcionales de los pacientes.

Asimismo, la logopedia restarura y potencia al máximo las capacidades comunicativas de la persona afectada, para mejorar así su calidad de vida y su autonomía en todos los ámbitos posibles.

Por su parte, la terapia ocupacional pretende fomentar el desempeño independiente de las actividades de la vida diaria del paciente, tanto las básicas (alimentación, higiene, movilidad), como las instrumentales (manejo de dinero, cuidado del hogar) y avanzadas (reinserción al trabajo, participación social), mediante técnicas rehabilitadoras, compensadoras, o adaptativas.

Por último, las terapias para rehabilitar las funciones cognitivas desempeñan un papel fundamental en la rehabilitación global de paciente y es de gran importancia que tanto el equipo multidisciplinar que trabaja con el paciente como su entorno socio-familiar tenga conocimiento de ellas para favorecer así una buena recuperación.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.