Nota Informativa sobre el Incendio San Antonio de Requena el pasado  6 de febrero de 2016

 

Al objeto de informar en relación con las actuaciones del Consorcio de Bomberos de Valencia en el incendio ocurrido el pasado día 6 de febrero, hemos de señalar lo siguiente:

Que el pasado día 6 de febrero de 2016, se recibió aviso del 112-Comunitat Valenciana en la Central del Comunicaciones del Consorcio a las 13:36h alertando sobre la existencia de un incendio en una nave-almacén sita en la calle Progreso, nº 13 de San Antonio de Requena, Valencia, señalando que al parecer había vehículos en el interior, así como una vivienda en la parte superior con posibles personas atrapadas en el interior.

Ante este aviso, y de acuerdo con nuestro protocolo de movilización de recursos, se movilizaron de inmediato 2 Auto-bombas (BUP), 1 Auto-bomba Nodriza (BNP), 1 Vehículo de Altura (ABE) y 1 Vehículo de Mando (UPC), procedentes de los parques de Requena, Chiva y Paterna, con un total de 10 bomberos, 2 cabos y 1 sargento.

Debido a la magnitud de la columna de humo y en previsión a las posibles necesidades de abastecimiento de agua, se decide movilizar adicionalmente 1 Auto-bomba (BUP) del parque de bomberos voluntarios de Sinarcas, 1 Auto-bomba Nodriza (BNP) del parque de Torrent, 1 Auto-bomba Forestal (AV) de Requena de las brigadas forestales de Generalitat y al Oficial Jefe de Guardia, que se encontraba en un servicio como consecuencia de una explosión en una industria en Algemesí.

A la llegada de las primeras dotaciones a las 13:44h se confirma la existencia de personas atrapadas en el interior de la vivienda.

El incendio se localiza en la planta baja de la vivienda de un edificio de planta baja y dos  alturas. Se confirma por parte de la policía local la existencia de dos personas atrapadas en la vivienda del primer piso.

La intervención de la primera unidad de bomberos intenta el acceso a la vivienda por la planta baja. Mientras, una segunda dotación intenta el acceso a la vivienda mediante escalera manual por la fachada del edificio.

E incendio se encuentra totalmente desarrollado en la planta baja a la llegada de los efectivos. En el interior existe una gran carga térmica por la confluencia de un depósito de gasoil, dos calderas de calefacción, un depósito de leña, cuatro bombonas de gas, un pequeño almacén de droguería además de muebles y enseres, lo cual dificulta el acceso de las dotaciones para proceder a las labores de extinción. Debido a la gran virulencia del fuego existente, y a que en el desarrollo de los hechos se registran continuas explosiones, se hace imposible que la dotación que intenta acceder por fachada pueda llegar hasta el piso 1º donde se encuentran las dos personas atrapadas.

En el desarrollo de estos hechos el forjado de la primera planta colapsa y las personas que se encuentran atrapadas desaparecen del campo de visión de los efectivos.

La dotación que se encuentra intentando acceder por la planta baja, consigue alcanzar el exterior de la vivienda, tras el colapso del forjado por encontrase justo en el único punto en el que el forjado no ha colapsado. Presentan los efectivos diversas quemaduras de primero y segundo grado.

Vistos los acontecimientos el mando de la intervención, tras comprobar el estado de sus efectivos, replantea la actuación decidiendo la extinción del incendio con el fin de acceder al lugar donde se había visto a los atrapados.

Tras el colapso del forjado de la 1ª planta, la posibilidad de supervivencia en el interior del edificio era prácticamente nula y a pesar de que los miembros de la dotación habían sufrido quemaduras de 1º y 2º grado por degradación de sus equipos de protección, procedieron hasta el lugar donde se encontraban las víctimas hasta comprobar su fallecimiento.

El Consorci Provincial de Bombers de Valencia, quiere agradecer públicamente a las dotaciones intervinientes en este siniestro y en particular al turno C del parque de bomberos de Requena, que actuó en los primeros momentos del siniestro, por el trabajo realizado  y el servicio prestado mas allá de lo reglamentaria y humanamente exigible. Del mismo modo, queremos trasladar a los familiares de las victimas nuestro más sentido pésame y lamentamos profundamente no haber podido hacer más por salvar sus vidas. Es esta una situación de enorme frustración para nosotros, pues en esta ocasión, y pese  al esfuerzo realizado,  no hemos podido cumplir con la principal obligación que la sociedad nos encomienda, que es, salvar vidas.


Leave a Reply

Your email address will not be published.