Nadal ya tiene su décimo Roland Garros vence en la final de París al suizo Wawrinka por 6-2, 6-3 y 6-1

4060621

Nadal vence en la final de París al suizo Wawrinka por 6-2, 6-3 y 6-1. Es el décimo quinto título del Grand Slam en la carrera del español Rafa recupera a partir del lunes el número 2 en el ranking mundial

El español Rafael Nadal conquistó hoy su décima corona en Roland Garros al derrotar al suizo Stan Wawrinka en la final, 6-2, 6-3 y 6-1 en dos horas y cinco minutos, para convertirse en el primer hombre en la historia que vence diez veces en el mismo Grand Slam.

Solo la australiana Margaret Court, ganadora de once Abiertos de Australia entre 1960 y 1973 supera la marca del español, que con la victoria de hoy mejoró los 9 Wimbledon de Martina Navratilova entre 1978 y 1990.

El español Rafael Nadal ya tiene su décimo Roland Garros tras vencer al suizo Stanislas Wawrinka por 6-2, 6-3 y 6-1 en poco más de dos horas (2:5′). Con esta victoria, el de Manacor (Baleares), a sus 31 años, ascenderá del número 4 al puesto número 2 del ranking ATP el próximo lunes.

Tres años después, Rafa redondea su cifra del Grand Slam a 15, con lo que supera a Sampras y se sitúa a tan solo tres de Federer, el mismo que le privó hace unos meses en la final del Open de Australia de dar ese paso.

Un Grand Slam en tenis es como una Champions en fútbol, con la diferencia de jugarse cuatro cada año. Por eso tres años en blanco son demasiados para un tenista de la talla de Rafael Nadal Parera.

Es, además, el título número 73 en toda su carrera profesional y el número 53 en tierra batida, donde domina sobre todos los tenistas de la historia. Tiene 10 sobre la arcilla de París, 10 en Montecarlo y 10 en el Godó, cifras que ha logrado en este 2017 donde apunta muy alto.

Sus cifras lo dicen todo: es el primer tenista de la historia en la ‘era Open’ que gana diez veces un mismo Grand Slam, la tercera vez que gana en París sin ceder un solo set en todo el torneo (2008, 2010 y 2017) y lo logra después de dar cuenta en la final del número tres del mundo.

Wawrinka, que venció a Nadal en la final del Open de Australia en 2014 y a Djokovic en la de Roland Garros 2015, el mismo que apeó en semifinales al número uno del mundo, Andy Murray, se desinfló ante Nadal.

Buscaba el de Lausana (32 años) su cuarta victoria sobre el español y acabó encajando su 16ª derrota entre gestos de rabia, desesperación y una raqueta rota al final del segundo set.

Aguantó los envites de Nadal en el primero, salvando incluso cuatro bolas de rotura en el cuarto juego, pero a partir del sexto no pudo contener el vendaval de juego del manacorense.

En los siguientes parciales le bastó con un ‘break’ a tiempo -segundo- y dos más para frenar cierto atisbo de reacción -tercero- y no ceder una sola vez su saque para apuntalar su victoria, mientras la grada de la Philippe Chatrier animaba a ‘IronStan’ para ver algo más de juego y amortizar un poco más su entrada; la respuesta de Rafa fue cerrar el partido al resto, demoledor.

Rafa jugó de una manera muy agresiva, pero también muy inteligente, buscando en todo momento elevar la altura de la pelota consciente de que eso incomodaba a Wawrinka, quien en algún momento llegó a aplaudir los ‘drives’ ganadores del español.

Y así fue como, tres años después, el mejor tenista de este 2017 recuperaba su trono en París con su décima corona. Otro rey, el emérito de España Juan Carlos, aplaudía en el palco junto a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina.

“Imposible de describir”

“Es increíble volver aquí, ganar la décima para mi es muy especial, os doy las gracias, estoy muy emocionado, mi francés es muy malo y en este momento no tengo palabras, estoy muy emocionado”. “Lo que siento aquí es imposible de describir, imposible de comparar con otros (torneos), no se puede describir”, fueron las primeras impresiones del diez veces campeón nada más concluir el partido.

Ya sobre un podio engalanado con el “10” en su honor, Wawrinka y Nadal se intercambiaron elogios. “Felicidades, ha sido un honor, eres un ejemplo para mí”, fueron las primeras de Stan. “Felicidades a ti y a tu equipo, has hecho un gran torneo”, le dedicó Rafa.

Después de un vídeo homenaje de la organización con sus diez trofeos, llegó el turno de la sorpresa: su tío Toni le entregaba una réplica de la Copa de los Mosqueteros con su nombre:  “Gracias por estar conmigo desde que tengo 3 años. Sin ti no es que no hubiera podido ganar 10 veces aquí, es que creo que no habría ganado ni una”.

La emoción le impidió hablar en francés hasta que al final se dirigió al público para agradecer todo el apoyo: “Este torneo siempre estará en mi corazón”. La Décima ya tiene el nombre de Nadal.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.