Kiros Habte, de 24 años, es uno de los pocos nadadores africanos en la competencia. Aunque algunos medios lo calificaron como “el más lento de la historia“, ese triste honor no le corresponde. En Sidney 2000, Eric Moussambani nadó los 100 metros en 1 minuto, 52 segundos y 72 centésimas, más del doble de las marcas mundiales.

El etíope finalizó en la posición 59, a 6 segundos del penúltimo lugar.