Mutus Liber. Notas sobre el enigmático libro

Rafael Solaz.
image-219407
Rafael Solaz

Bibliófilo, investigador y documentalista

                                     Dedicado a mi amigo José Antonio Garzón

                                                                                                QVESTO                                       

Mutus Liber. Portada.
image-219408

Mutus Liber. Portada.

Como bibliófilo siempre he tenido predilección por las obras raras, enigmáticas, secretas y prohibidas. Desde ya hace algunos años me interesé por una de ellas, el universal Mutus Liber o ‘Libro Mudo’ cuyo texto fue dado a la luz en Francia, en 1677. Aunque permaneció muchos años considerado como de autor desconocido, modernamente se apuntó su autoría: Isaac BaulotAltus’, un boticario nacido en La Rochelle.

He cotejado una de las ediciones La Alquimia y su Libro Mudo (Cárcamo editor, 1981), con comentarios de Eugène Canseliet, discípulo de Fulcanelli, éste verdadero experto en el tema y de referencia universal (El secreto de las Catedrales, Las Moradas Filosofales… etc.). Tengo la suerte de poseer dos obras del Mutus Liber, la citada y un manuscrito apócrifo con dibujos miniados, a color.

Portada apócrifa del Mutus Libert. Manuscrito.El libro es un tratado sobre procesos alquímicos -se supone para crear la piedra filosofal- a través de 15 láminas grabadas con alguna frase textual. Esa es precisamente la esencia de la obra, su contenido mudo en palabras y el mensaje a través de los grabados, un tratado hermético y cabalístico donde los haya. Hasta el momento nadie ha sido capaz de descifrar su verdadero contenido y todo son conjeturas respecto al simbolismo de las láminas y su significado.

En la imagen número 14 hay un consejo en palabras latinas que traducidas dicen: Ora, lee, lee, lee, relee, trabaja y encontrarás. “Encontrarás”, mensaje sin duda dirigido a expertos alquímicos. También la plancha inicial, traducida, nos da algunas pistas: (…) toda la Filosofía hermética está representada en figuras filosóficas, que está consagrado a Dios misericordioso, tres veces muy bueno y muy grande, y dedicado sólo a los hijos del arte, por el autor de quien el nombre es Altus.

Mutus Liber. Plancha octava.
image-219409

Mutus Liber. Plancha octava.

Cábala, hermetismo, alquimia, filosofía, simbolismo, una religión distinta, el dominio de la materia en sí, son ingredientes para que este misterioso libro se convierta en obra secreta y nos indique procedimientos más allá de la ciencia y del laboratorio. En palabras del propio Canseliet, el artista sublima su alma, o más bien su espíritu, por el ascesis del cuerpo; constituyendo éste el atanor, y siendo tomado aquél como la materia, ambos indispensables a la Gran Obra.

Dibujo en un manuscrito alquímico relativo al Mutus Liber.
image-219410

Dibujo en un manuscrito alquímico relativo al Mutus Liber.

Imágenes que suplen a las palabras, mensajes para transmitir secretos ocultos a los sentidos y a la Ciencia, ingredientes al fuego mezclados en el alambique del Conocimiento. Un libro que me encanta y de inspiración novelesca o película ambientada en el Jardín de las Hespérides donde en la ficción se busque a la Flor y Piedra Filosofal, una búsqueda de oro líquido como infusión astral sacado de la agricultura celeste.

Pero no quisiera empañar con estas gratuitas fantasías la verdadera importancia del Mutus Liber, tan sólo pretendo despertar la curiosidad del lector y con estas limitadas líneas divulgar la interesante y, para muchos, desconocida obra.

Fulcanelli versus Canseliet, he ahí un nuevo misterio, otra historia.


Leave a Reply

Your email address will not be published.