Mueren dos civiles españoles en un ataque a un cuartel militar en la isla de Santiago, en Cabo Verde

Militares llegan al lugar donde se han encontrado los cuerpos sin vida de 11 personas cerca de las barracas militares Monte Txota (Cabo Verde). EFE DULCENEIA RAMOS

AGENCIAS Dos ciudadanos españoles han muerto este martes en un ataque a un cuartel militar en la isla de Santiago, en el archipiélago de Cabo Verde, que se ha saldado con otros nueve fallecidos, según han confirmado fuentes de Exteriores. Los dos fallecidos españoles son dos hombres de 31 y 51 años de edad que realizaban labores de mantenimiento en el cuartel, según han asegurado fuentes diplomáticas.

Las autoridades de Cabo Verde han detallado en un comunicado que entre las víctimas hay ocho militares locales y un noveno está en paradero desconocido y se sospecha que podría estar implicado en los hechos.

El ataque al cuartel de Monte Tchota se produjo la pasada madrugada en la localidad de Rui Vaz, en la isla de Santiago, aunque las circunstancias en que se ha producido son todavía “confusas”.

Los dos civiles españoles fallecidos durante el ataque han sido identificados, aunque sus identidades no han trascendido, y sus familiares han sido informados, según han asegurado a Efe fuentes diplomáticas. En el momento del ataque había en el cuartel otro ciudadano español que consiguió escapar sano y salvo, según han señalado.

Además de los dos españoles, entre los civiles fallecidos hay un caboverdiano que también trabajaba en el centro de telecomunicaciones.

En el marco de las pesquisas, las fuerzas de seguridad han encontrado nueve armas largas y municiones en el interior de un coche abandonado en los alrededores.

El Gobierno desliga los hechos del narcotráfico

El militar que se encuentra en paradero desconocido es el principal sospechoso del ataque al destacamento militar de Monte Tchota, según el ministro de Administración Interna caboverdiano, Paulo Rocha. Además, el dirigente ha indicado que no ha sido un atentado terrorista ni ningún acto vinculado al narcotráfico.

El Gobierno ha desligado estos hechos del narcotráfico, ya que en un principio los medios locales habían señalado que podría ser una respuesta del crimen organizado a un operativo lanzado la semana pasada en el que decomisaron 280 kilos de droga.

“En el origen de este acontecimiento habría motivaciones personales que excluyen la idea de un atentado contra el Estado de Cabo Verde”, ha sostenido. También ha negado que se hayan producido tiroteos en la capital, Praia, y que el principal aeropuerto y el espacio aéreo de la nación africana hayan estado cerrados.

“El Gobierno lamenta mucho esta tragedia y garantiza que brindará todo el apoyo y la solidaridad a los familiares de las víctimas”, así como que “tomará todas las medidas necesarias para esclarecer los hechos”, ha afirmado.

Recomendamos calma y serenidad a la población“, ha instado, en medio de los rumores que sugerían que había un golpe de Estado en marcha contra el nuevo Gabinete, que inició su andadura la semana pasada tras las elecciones de marzo


Leave a Reply

Your email address will not be published.