Monseñor Carlos Osoro regala en su despedida a la Basílica de la Virgen una reliquia de San Juan Pablo II

En un relicario bajo una réplica del Santo Cáliz, en la capilla de “la Coveta”

El arzobispo electo de Madrid y administrador apostólico de la archidiócesis, monseñor Carlos Osoro, ha regalado este domingo, a la Basílica de la Virgen un relicario en el que, bajo una réplica del Santo Cáliz sostenida por dos ángeles de plata, está incrustada una reliquia de san Juan Pablo II, en concreto, una ampolla con sangre del papa polaco.

osoro-basilica-virgen-01

Monseñor Osoro ha bendecido y colocado el relicario sobre el altar de la capilla del Santísimo Cristo del Feliz Tránsito a la Gloria, más conocida como “la Coveta”, en la Basílica de la Virgen antes de dirigirse a la Catedral para presidir la misa de acción de gracias con la que se ha despedido de la diócesis.

osoro-basilica-virgen-02

La reliquia de san Juan Pablo II la recibió monseñor Osoro de manos del que fue secretario del pontífice, el hoy cardenal arzobispo de Cracovia, Stanislaw Dziwisz.

osoro-basilica-virgen-03

La réplica del Santo Cáliz ha sido realizada en piedra y plata dorada y a los pies, en la peana, está la teca de plata, decorada con elementos de fundición, que alberga la reliquia de san Juan Pablo II. Asimismo, sobre la tapa trasera se ha cincelado el escudo del papa santo.

Igualmente, en la peana ha sido grabado el escudo y el lema episcopal de monseñor Osoro, “Per Christum et cum Ipso et in Ipso” (“Por Cristo, con Él y en Él”). Asimismo, ha quedado grabada la fecha de este domingo. Todo el conjunto está recubierto con una campana de cristal.

osoro-basilica-virgen-04

Además, se ha colocado una placa con un texto de monseñor Osoro explicando el significado del relicario. El texto íntegro de la placa es el siguiente:

“Réplica del Santo Cáliz con la que Nuestro Señor Jesucristo celebró su Pascua con los apóstoles en el cenáculo de Jerusalén, cuyo original se venera y custodia en la Catedral de Valencia. Sobre la base de esta réplica está incrustada para su veneración una reliquia de sangre de San Juan Pablo II, el cual celebró la Eucaristía con el mismo Santo Cáliz del Señor el 8 de noviembre de 1982, con motivo de su viaje apostólico a España, presidiendo la ordenación sacerdotal de 141 diáconos en la Alameda de Valencia, visitando con antelación esta Real Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados, rezando en intimidad ante la dulce morada de su Sagrada Imagen y ofreciendo desde la plaza de la Virgen una alocución a los ancianos y mayores. San Juan Pablo II, ruega por nosotros. Amén”.

La réplica ha sido realizada por la empresa valenciana Piró Orfebres y el diseño está inspirado en un relicario o expositor antiguo de la Catedral, que data del siglo XVII, que albergó el Santo Cáliz y que se perdió en la persecución religiosa del siglo pasado.

Según ha explicado el orfebre Gabriel Piró “monseñor Osoro quiso concretar en una pieza la veneración de la reliquia de san Juan Pablo II, y representar el Santo Cáliz, con el que también ofició en su visita a Valencia en el año 1982 y todo ello a los pies de Nuestro Señor, el Cristo de `la Coveta´, situado justo debajo del camarín de la Virgen de los Desamparados”.

osoro-basilica-virgen-05

OVACIONADO AL VENERAR A LA VIRGEN DE LOS DESAMPARADOS

Monseñor Osoro ha salido del Palacio Arzobispal a las 18.20 horas hacia la Basílica de la Virgen de los Desamparados acompañado por los miembros del Consejo Episcopal de la archidiócesis y del Colegio de Consultores, y ha sido recibido a la entrada del templo por su rector, Juan Bautista Antón, y el clero de la Basílica.

Asimismo, al entrar en la Basílica, monseñor Osoro ha sido recibido por los fieles que abarrotaban el templo con un prolongado aplauso y ha permanecido unos minutos a los pies del altar, frente a la Mare de Deú, mientras intervenía la Escolanía de la Virgen.

osoro-despedida-valencia

Posteriormente, el prelado ha firmado una dedicatoria en el Libro de Oro y, mientras los escolanes interpretaban el “Himno de la Coronación de la Mare de Déu dels Desamparats”, se ha dirigido a la capilla del “Cristo de la Coveta”, deteniéndose en numerosas ocasiones para saludar a los fieles que se acercaban a su paso y que se mostraban emocionados.

Una vez en la “coveta”, el prelado ha bendecido el relicario del Santo Cáliz con la reliquia de San Juan Pablo II que ha regalado personalmente a la Basílica.

A continuación, el prelado ha subido al camarín de la Virgen para venerar la imagen de la patrona de Valencia, momento que ha sido acompañado por un fuerte aplauso por parte de los fieles que abarrotaban la Basílica. Ante la imagen de la patrona ha permanecido orando unos instantes y, al final, ha besado la mano de la imagen y ha dejado su cruz pectoral a los pies de la imagen de la Mare de Déu.

Antes de salir de la Basílica, el secretario de monseñor Osoro, Álvaro Álmenar, ha leído a los asistentes el texto íntegro de la dedicatoria que el prelado ha escrito en el Libro de Oro de la Basílica, lectura que ha finalizado con un nuevo aplauso por parte del público.

Finalizada la visita a la Basílica, monseñor Osoro se ha dirigido a la Catedral para presidir la misa de acción de gracias y despedida y, nuevamente, durante el breve trayecto entre la Basílica y la Seo, ha saludado a muchas de las personas que le esperaban en la plaza de la Virgen.

VLC Noticias | Redacción. Fotos: M. Guallart / AVAN

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.