Minimizando el impacto de la exploración espacial

Lightly_thru_space_large
image-212172
Con el brillo de la Luna llena en una noche despejada, la estación de seguimiento de la ESA en Cebreros estrena su nueva iluminación LED que permite ahorrar energía y dinero, y mejora la eficiencia de las operaciones de esta estación de seguimiento de espacio profundo.

La ESA está trabajando para minimizar el consumo energético de todos sus centros e instalaciones, como parte de la estrategia para reducir su impacto ambiental. Hasta hace poco la estación de seguimiento de Cebreros, en la provincia de Ávila, España, utilizaba tubos fluorescentes para iluminar sus estancias y focos halógenos en el exterior.

Toda la infraestructura de iluminación ha sido modernizada para utilizar lámparas LED de bajo consumo. No fue una tarea fácil, ya que era necesario cambiar unas 800 lámparas y focos, así como los proyectores que iluminan la antena por la noche.

Esta intervención ha permitido reducir el consumo energético de la estación en un 60%, y ahorrar unos 15.000 euros al año, con lo que la renovación se habrá amortizado en apenas cinco años.

Este proyecto ha sido ejecutado por la empresa española Fasual, bajo la gestión del equipo de la propia estación.

“Hemos mejorado la calidad de la iluminación, y aseguramos que cumplirá con la legislación española”, explica Lionel Hernández, responsable de la estación.

“Estamos encantados con el resultado, y con los comentarios del personal de la estación – ha sido una gran mejora estética y de calidad, que nos ha permitido reducir los costos de operación de la estación de forma considerable”.

La estación de Cebreros forma parte de la red de estaciones de seguimiento de la ESA, Estrack.

Esta instalación entró en servicio en el año 2005 como el segundo terminal de espacio profundo (los otros dos están ubicados en Nueva Norcia, Australia, y en Malargüe, Argentina). La estación de Cebreros participa en las operaciones rutinarias de las misiones de espacio profundo de la ESA, entre las que destacan Mars Express, Gaia y Rosetta, y proporciona apoyo a misiones de otras agencias.

La antena tiene 35 metros de diámetro y una altura de 40 metros, y pesa unas 620 toneladas. Los ingenieros pueden apuntar la antena a una velocidad de 1 grado por segundo en cualquiera de sus dos ejes. Su sistema de control permite alcanzar la mayor precisión de apuntamiento posible en las condiciones de viento y temperatura de su emplazamiento.

Este año la red Estrack cumplirá 40 años conectándonos con los satélites enviados a las fronteras del conocimiento humano.

Para celebrar este hito, la ESA ha lanzado el concurso de música ‘40° Aniversario de Estrack’, cuya canción ganadora se convertirá en la nueva melodía oficial de la red de estaciones de seguimiento de la ESA (más información en el enlace adjunto).

Puedes ver más fotografías de la estación de Cebreros con su nueva iluminación LED en Flickr.


Leave a Reply

Your email address will not be published.