Miles de personas “rodean el Congreso” en contra de la investidura de Rajoy

Para todos los públicos AGENCIAS Varios miles de personas —6.000, según la Policía Nacional, mientras los organizadores aseguran que “no menos de 150.000″— se han manifestado este sábado contra la investidura de Mariano Rajoy en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, en una marcha cuyo manifiesto cuestionaba el orden democrático, y entre fuertes medidas de seguridad. La marcha transcurrió sin incidentes. Hacia las 20.00 horas, ya concluida, quedó reducida a unos cientos de personas en la Puerta del Sol, donde llegaron a ocupar al comienzo la mitad de la plaza, cuyo aforo es de 25.000 personas según datos municipales. Mientras, otros cientos se desplazaron al acceso al Congreso por la calle Cedaceros. Allí abuchearon y lanzaron objetos a algunos diputados de Ciudadanos, y vitorearon a cambio a otros parlamentarios de Podemos. Varios diputados de Podemos y el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, participaron brevemente en la protesta antes del pleno. Los manifestantes portaban pancartas contra “el golpe de la mafia” y la “investidura ilegítima” de Rajoy, y recuperaron los cánticos del “No nos representan”, característicos del 15-M, cuando aún no existía Podemos.3778706

Miles de personas han participado en la manifestación “Rodea el Congreso” convocada por la Coordinadora 25-S en protesta contra la que calificaban de “investidura ilegítima” de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. El acto ha transcurrido de manera pacífica, hasta que al concluir la protesta en Sol, algunos manifestantes han lanzado objetos e insultado a diputados.

Hasta entonces, el acto de protesta contra la “mafia golpista” que, a su juicio, ha hecho posible la investidura del candidato del PP, recibió con abucheos y cánticos de “sí se puede” su proclamación como presidente del Gobierno, pasadas las 20:15h, cuando la manifestación se encontraba ya en la Puerta del Sol, donde se diluyó sin incidentes la marcha iniciada en la plaza de Neptuno.

Ha sido a partir de entonces, una vez levantadas parcialmente las restricciones a la circulación en las calles aledañas al Congreso, cuando un grupo de manifestantes se ha trasladado al acceso a la Cámara Baja desde la calle de Cedaceros. A la salida de diputados, sobre todo de Ciudadanos, un centenar de los concentrados allí han abucheado, insultado y lanzado objetos contra ellos, alcanzando en ocasiones a periodistas.

“Hoy a la salida del Congreso me han llamado puta y me han tirado una lata de cerveza. Me quedo con la democracia y no con la violencia“, ha relatado en su cuenta de Twitter la diputada de Ciudadanos Patricia Reyes.

Hasta entonces, había sido una manifestación con unas 6.000 personas -3.000 según el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y 150.000 según los convocantes- donde el PP y los “traidores” del PSOE sólo habían recibido cánticos de rechazo por propiciar lo que consideran una legislatura “ilegítima”.

El expresidente del Gobierno Felipe González y la líder de los socialistas andaluces, Susana Díaz, han sido los más señalados. Entre un mar de carteles con el ‘NO’ mayúsculo “a la mafia golpista”, han sido habituales los abucheos a la Policía, subiendo los decibelios cuando el helicóptero de este Cuerpo sobrevolaba a los manifestantes.

Pablo Iglesias se ha acercado a saludar

Pasadas las cinco de la tarde la Policía cortaba el acceso a la Plaza de las Cortes de Madrid como una de las medidas previstas en el dispositivo de seguridad organizado en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, donde más de 1.000 agentes han trabajado con motivo de la protesta.

A las 17:30 horas, cuando estaba fijado el comienzo del ‘Rodea el Congreso’, un centenar de personas se agolpaba junto a las vallas y el cordón policial -con una docena de furgonetas- dispuesto en la Carrera de San Jerónimo por la Delegación del Gobierno en Madrid, que autorizó la protesta que ha discurrido desde la plaza Cánovas del Castillo hasta la Puerta del Sol.

En la calle Cedaceros, el secretario general de Podemos ha saludado a personas concentradas en esa zona antes del inicio de la protesta. En declaraciones a LaSexta, Iglesias ha afirmado que “ha sido muy bonito, había mucha gente con actitud positiva en términos democráticos”. Aunque también les ha indicado que “tienen que ser la gente” y que su papel debe ser el de intervenir desde la tribuna.

Aunque con anterioridad Pablo Iglesias había anunciado que no acudiría a saludar a los manifestantes, finalmente el líder de Podemos, a su llegada al hemiciclo, ha hablado con los participantes de la manifestación “Rodea el Congreso” en las proximidades de la Cámara Baja.

Garzón, Mayoral y Monedero

También antes de que comenzara la segunda votación que ha proclamado a Rajoy como presidente gracias al ‘sí’ de Ciudadanos y la abstención de la mayoría de los diputados del PSOE, el líder de IU, Alberto Garzón, el diputado de Podemos Rafael Mayoral y uno de los fundadores de Podemos, Juan Carlos Monedero, han saludado a los manifestantes brevemente.

Despidiéndose puño en alto del grupo que coreaba consignas como “sí se puede”, estos tres dirigentes accedieron a la Cámara Baja por la calle Zorrilla, uno de las muchos accesos que han sido custodiados por la Policía, que ha controlado el acceso de peatones en las calles aledañas al Congreso.

Los mayores insultos, para Rajoy y González

Los cánticos han ido variando conforme marchaban los manifestantes por Cibeles y la calle de Alcalá. Felipe González y Mariano Rajoy han compartido los mayores insultos. “Felipe, cabrón, trabaja de peón” y “Mariano, cabrón, trabaja de peón” han sido coreados indistintamente. También se ha calificado al primero de “fascista” y “terrorista”.

Susana Díaz, por su parte, ha compartido cántico con la Policía. “Vergüenza me daría ser Susana Díaz” se ha oído en multitud de ocasiones, y otras tantas terminado en policía.

La mayoría de los cánticos de este sábado se vienen oyendo desde que en 2011 se celebró la multitudinaria manifestación del Movimiento 15M que tuvo su epicentro en la madrileña Puerta del Sol, un lugar emblemático que, en esta ocasión, ha estado muy lejos de llenarse por los manifestantes que portaban en la cabecera de la marcha el lema “Ante el golpe de la mafia, democracia. No a la investidura ilegítima”.

El Sindicato de Estudiantes, que esta misma semana se manifestó contra la LOMCE, portaba su propia pancarta reivindicativa, “¡Fuera las reválidas franquistas!.

Al inicio de la marcha Luis Docampo, portavoz de la Coordinadora 25S, argumentaba “la necesidad de la marcha por la precarización de las condiciones sociales, el recorte de libertades y la falta de expectativas de este régimen monárquico del 78, que no ofrece nada y está acabado”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.