Medio Ambiente afirma que más de la mitad de los envases trasladados a plantas de reciclaje acaban en vertederos con el sistema actual

La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural prosigue con el proceso de información y participación que se inició el 20 de marzo en el Consell Assessor de Medi Ambient, para explicar el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR) que el Consell plantea introducir en esta legislatura para resolver el problema de abandono de envases y proteger con ello el territorio valenciano.

En la serie de reuniones mantenidas con agentes implicados en el actual sistema de gestión de residuos, esta mañana se ha producido un encuentro con representantes de las empresas especializadas en el reciclado de los materiales con los que se fabrican los envases, que actúan en la Comunitat Valenciana. Son el último eslabón en la cadena de tratamiento de estos materiales residuales, ya sean de plástico o de vidrio.

En la reunión mantenida con este sector, se les ha explicado que con el SDDR se pretende reducir el número de envases que se abandonan por doquier o van a vertederos, así como incrementar el reciclado de alta calidad, tal y como especifica la legislación nacional vigente.

Ante su preocupación por la posible pérdida de envases que puedan acusar sus instalaciones, se les ha expuesto que mejorará la calidad y la calidad de los materiales que recibirán, particularmente por lo que respecta a plástico, bricks y latas. Son los envases que el consumidor lleva al contenedor amarillo o bien mezcla en el contenedor general. Asimismo, el acceso de estos recicladores finales a los materiales, será, al igual que hasta ahora, por subasta.

Del análisis de detalle de los rendimientos netos del sistema de gestión actual de envases de la Comunitat, de las 98.000 toneladas de estos envases (plástico, bricks, latas) que van a plantas de reciclado final cada año en la Comunitat valenciana, el 56% -explica la Dirección General de Cambio Climático y Calidad Ambiental- no son materiales aprovechables, son “rechazos” que se entierran en vertederos por su baja calidad.

La implantación del SDDR incrementará la calidad de estos residuos para ser reciclados con alta calidad, disminuirá su abandono en el territorio e incrementará su reutilización, pero también supondrá un aumento de trabajo para los recicladores finales.


Leave a Reply

Your email address will not be published.