Medidas urgentes e inmediatas para atajar la degradación de El Cabanyal

Valencia Noticias | Redacción.- Más limpieza, mayor presencia policial, acercamiento de trabajadores sociales para atender a los vecinos en el barrio, mediación intercultural y proyección de una imagen de El Cabanyal “mejor y más positiva”, son los acuerdos sobre los que se trabajó en la reunión que ayer tarde se celebró en el local de la Asociación de Vecinos del Cabanyal, sobre los que hoy, al finalizar la sesión plenaria, ha vuelto a informar Jordi Peris, segundo teniente de alcalde.

Peris, que asistió a la reunión de la Comisión de Urgencia para el Cabanyal junto a otros dos tenientes de alcalde, Consol Castillo, del área de Desarrollo Humano, y Sandra Gómez, del área de Protección Ciudadana, y representantes de distintas entidades vecinales, ha insistido en que estas medidas, cuyo resultado tendrá un seguimiento quincenal, “tienen un carácter inmediato y van a abordar cuestiones muy urgentes que han de propiciar cambios y mejoras igualmente inmediatos”.

0707 Reunión y paseo barrio AVV Cabanyal
El plan de choque en material de limpieza contempla una atención especial a las calles y solares del Cabanyal, así como destinar dos camiones a la recogida de muebles y enseres. La mayor presencia policial ya se está produciendo, con una presencia permanente de una patrulla en la denominada “Zona Cero”, y va a ser complementada con un aumento de efectivos de la policía de barrio, que prevengan comportamientos incívicos y delictivos, además de ejercer funciones de mediación vecinal. En la reunión de la tarde del martes en el Cabanyal se habló también de la celebración de una reunión con el Delegado del Gobierno, para solicitar que efectivos de la Policía Nacional se sumen también a este plan de choque.

Otra de las medidas tiene que ver con la presencia en el barrio de trabajadores sociales del Ayuntamiento que se trasladen al Cabanyal para atender a los vecinos, escuchar sus problemas y demandas e informarles de los recursos sociales disponibles.

Como cuarta medida inmediata se van poner en marcha iniciativas de mediación intercultural entre los distintos grupos sociales que viven en el barrio y cuya relación y convivencia no siempre es la adecuada. Además, hay una quinta medida que pasa por “proyectar fuera del barrio una imagen del Cabanyal en positivo, porque creemos que es muy importante para empezar a mejorar la situación”.

A la reunión celebrada en el local de la Asociación de Vecinos del Cabanyal asistieron también el intendente general jefe de la Policía Local, José Vicente Herrera, y el Intendente José serrano. Se abordó con amplitud el problema generado por las ocupaciones ilegales de viviendas, el uso que se hace de ellas y las fricciones en la convivencia vecinal que en muchos casos originan sus moradores. Hubo total coincidencia en que es un “problema difícil de solucionar” y en que ”no se debe estigmatizar” a ningún grupo étnico, además de coincidir en el derecho a la vivienda.

CONTRATO SOCIAL

Sandra Gómez resaltó el objetivo del nuevo gobierno municipal de llevar a cabo una actuación consensuada para hacer frente a un problema que “no se puede resolver de un día para otro, pero que degrada la convivencia en el barrio”. Abogó por la búsqueda de “salidas sociales”, si bien en algunos casos, como en el del menudeo de droga, también deben ser actuaciones policiales “que hagan más difícil e incómoda esta actividad delictiva”.

Anunció su disposición a “hacer toda la presión política que sea necesaria”, para conseguir el mayor grado de implicación por parte de la Policía Nacional, y defendió la labor de la Policía Local,”aunque muchas de las actas de infracción que levantaban se quedaban en la bandeja del servicio correspondiente por falta de voluntad política”. José Vicente Herrera, jefe policial del cuerpo, por su parte, pidió disculpas por aquellos casos en que “ante la llamada al 092, la respuesta policial no ha sido la satisfactoria”.

Consol Castillo ha anunciado que los contactos iniciado con la Fundación Secretariado Gitano para que se implique en la mediación con las familias pertenecientes a esta etnia, también con las de origen centroeuropeo, han fructificado ya, y esta entidad ha iniciado una labor de mediación que da continuidad a otras iniciativas que había desarrollado anteriormente en El Cabanyal y de las que va a informar al Ayuntamiento.

En ese y en cualquier otro caso –ha dicho Consol Castillo- “las actuaciones han de realizarse desde el ámbito de la normalidad, sin crear alarma”. Castillo ha concretado que el trabajador social del Ayuntamiento atenderá a los ciudadanos y familias que lo deseen en el local de la biblioteca municipal sita en la calle de La Reina, y ha confirmado que existen viviendas sociales municipales que pueden ser utilizadas para realojar a algunas de estas familias que hoy son ocupantes irregulares de la casa en la que viven. La mayor parte de ellas se encuentran fuera del Cabanyal, lo cual lejos de ser un obstáculo, “puede ayudar a que no se creen guetos”.

La responsable del área de Desarrollo Humano, además de la medida de desplazar trabajadores sociales al Cabanyal, planteó en la reunión otras como la de “generar puestos de trabajo en el barrio que contribuyan a la dignificación de la vida de las personas”, aunque el Ayuntamiento, por una ley de 2011, no puede hacerlo directamente; se refirió a las becas de comedor, al banco de alimentos, a la existencia de recursos municipales para atención de urgencias sociales, o a la actuación de entidades privadas , como la Caixa, a través del programa “Proinfancia”.

En cuanto a las viviendas ocupadas ilegalmente, Consol Castrillo propuso un “contrato social”- con las familias que viven en ellas, “que parta de la premisa de que para recibir hay que dar”. La mayor parte de esas familias tienen niños, y en otros casos dedican una parte de las viviendas a almacén de chatarra, por lo que, dentro de ese contrato social, a cambio de la ayuda recibida para normalizar su situación, habrán de comprometerse a cumplir una serie de condiciones entre las que estaría la obligatoriedad de escolarizar a sus hijos en edad escolar, el mantenimiento de unas condiciones dignas de salubridad o el respeto a los vecinos.

La teniente de alcalde ha vuelto a insistir hoy en que “El Cabanyal tiene futuro, y sólo hacen falta nuevas políticas y actuaciones eficaces para mejorar la vida de sus vecinos”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.