Médicos sin Fronteras denuncia un ataque contra un hospital de Siria con siete muertos

Agencias Médicos sin Fronteras (MSF) ha denunciado un ataque con barriles explosivos perpetrado el pasado sábado contra un hospital en Siria que recibe apoyo de la organización no gubernamental, que señala que hubo siete muertos y medio centenar de heridos, muchos de ellos mujeres y niños, mientras que 47 pacientes tuvieron que ser trasladados a otros hospitales de campaña.

descarga (7)
image-274468

El hospital se encontraba en una zona sitiada por las fuerzas del régimen de Bachar al Asad en el norte de la provincia de Homs, según el comunicado de MSF, que explica que el ataque causó la destrucción parcial del centro sanitario.

En la nota, MSF detalla que casi la mitad de los heridos, un total de 23, son mujeres y menores de edad y que 47 pacientes tuvieron que ser trasladados a otros hospitales de campaña de esa región, de forma que algunos de ellos fallecieron en el trayecto.

Bombardeo a primera hora de la mañana

El texto precisa que el pasado día 28 de noviembre, a primera hora de la mañana, un barril de explosivos arrojado por un helicóptero cayó en un área residencial de la localidad de Al Zafarana, en el noreste de Homs, donde un hombre y una menor perecieron, y otras 16 personas resultaron heridas.

Esas víctimas ingresaron en el hospital de Al Zafarana, indica MSF. Sin embargo, poco después, otro barril de explosivos impactó cerca del centro sanitario, donde ocasionó destrozos en la unidad de diálisis.

Posteriormente, cuando los heridos por el primer barril eran tratados, cayeron nuevas bombas del mismo tipo en la entrada del hospital, donde una persona falleció y otras 31, entre ellas pacientes y personal sanitario, resultaron heridas.

El futuro del hospital, en el aire

Este bombardeo muestra todos los indicios de [la técnica] del doble disparo

“Este bombardeo muestra todos los indicios de [la técnica] del doble disparo, donde un área es bombardeada y poco después un segundo ataque golpea la respuesta de los equipos médicos o el hospital más cercano que proporciona tratamiento”, afirma el director de Operaciones de MSF, Bric de le Vingne.

Según la ONG, no es posible saber aún si el hospital de Al Zafarana podrá reanudar sus actividades después de este ataque, ya que varias de sus secciones ubicadas fuera de sus muros han sido destruidas, así como la unidad de diálisis y numeroso equipo sanitario.

MSF señala que ha ofrecido apoyo para reparar o trasladar a otro lugar el hospital, así como que enviará suministros sanitarios si el centro es capaz de reanudar sus operaciones. De le Vingne apunta en la nota que el hospital ofrecía asistencia a unas 40.000 personas en la población de Al Zafarana y sus alrededores.


Leave a Reply

Your email address will not be published.