¿Me pagarán por mi hipoteca al final?

Carles-Andreu Fernández Piñero. Economista.Carles-Andreu Fernández Piñero.

Economista.

 

Llega el final del año, y además de las alegrías de los regalitos y de las gambas, los que tienen que pagar una hipoteca tienen otra: que el euríbor está por los suelos. Efectivamente, en estos últimos días el euríbor a un año, que es el que se suma a otro numerito llamado diferencial para calcular el tipo de interés que nos cobrarán en nuestra hipoteca, está sobre el 0,05%, una cantidad bastante pequeñita que alegrará los bolsillos de muchos españoles. El caso es que se está moviendo por niveles cercanos al 0% durante este final de año, lo que puede llevar a alguien a plantearse: ¿podría ser negativo el euríbor alguna vez?

Lo primero que hay que saber es qué es el euríbor. Se trata del tipo de interés medio al que se prestan dinero los bancos unos a otros en el denominado mercado interbancario. Su valor es diferente según el plazo del préstamo, pero el que nos interesa realmente es el referido a un año, que es el que utilizan como referencia las hipotecas. Sabiendo esto, parece absurdo que vaya a tener un valor negativo, ¿no? Si lo tuviera, en lugar de tener que pagar intereses el sufridor de la hipoteca, ¡tendría que cobrarlos! ¿Y dónde se ha visto un banco que pague por conceder préstamos, si no dan ni los buenos días? Pues mira por donde, sí que puede ser.

De hecho, ya hay ejemplos significativos de préstamos con interés negativo, y nada menos que de las letras del Tesoro. Éstas, que son una forma de que los inversores presten dinero al Estado, están “pagando” en la última subasta una rentabilidad de -0,229% a tres meses, -0,069% a seis, -0,073% a nueve y -0,024% a un año. Esto significa que quien compre una letra a un año (que valen a 1.000 euros cada una, sea vocal o consonante), tiene que pagar 24 céntimos en lugar de cobrar un beneficio. No es que esté atontado el inversor ni mucho menos, sino que su mente es más complicada de lo que parece y puede encontrar razones para hacerlo.  Una de ellas podría ser que espere una inflación negativa y continuada, o sea, una bajada generalizada de los precios, mayor que el tipo de interés que va a pagar. Si invierte al -0,2% y la inflación esperada es de un -0,7% aún ganaría un 0,5% en términos reales, por ejemplo. Otra razón que puede pensarse es la seguridad que dan ciertos activos como son los emitidos por el Estado, donde se puede dejar bien guardado el dinero sin miedo a sustos que pueden dar los bonos y obligaciones de empresas cuando la economía no va muy bien.

Visto que un préstamo en efecto puede tener un tipo de interés negativo, volvamos al amigo euríbor. Su modalidad a un año, que es la que nos interesaba como ya he comentado, no ha parado de caer en 2015, pasando del 0,298% en enero al actual 0,058% en diciembre, y bajando. Ya que matemáticamente y financieramente es posible que atraviese la rayita inferior de la gráfica para entrar en terreno negativo, los bancos lo tendrían que asumir y si llegara el caso de que el valor negativo superar el diferencial pactado, pagarle al hipotecado por su préstamo, algo ya que sería para tocar las campanas. No sería del todo descabellado, ya que no hace ni 10 años que Banesto ofreció préstamos hipotecarios al euríbor + 0,38%, con lo que si el índice de referencia alcanzara el -0,40%, a la entidad (ahora Banco de Santander) le tocaría remunerar con un 0,02% a quien pidió la hipoteca. Es una situación que la banca ni se planteaba hace tiempo, pero que al estar firmada ante notario, debería respetar, y más cuando las cláusulas suelo (las que establecen un tipo de interés mínimo en la hipotecas que lo tienen variable) las están tumbando judicialmente. Sería una demostración de que la banca no siempre gana en nuestro país.

Precisamente ese miedo a que la banca pierda está haciendo que se planteen olvidarse de vincular las hipotecas al euríbor. José Sevilla, consejero delegado de Bankia, ya ha declarado que habría que buscar otro índice de referencia que siguiera mejor la economía española. Esta opinión va en relación a las sospechas de que el euríbor está manipulado, pero ¿tendrá algo que ver que esté tan bajo o que pueda llegar a ser negativo? Qué va, no sé porqué soy tan mal pensado…

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.