En su libro autobiográfico, la estadounidense Mara Wilson relata los duros momentos que vivió luego de interpretar al personaje que la llevó a la fama, Matilda (1996). Ese protagónico a tan corta edad la encasilló y no pudo salir de ahí. El éxito le jugó en contra en su prometedora carrera.

Wilson, de 29 años, relata que quedó etiquetada en ese rol, y que después de esa cinta fue muy difícil que la consideraran para otros proyectos. Los productores de Hollywood la rechazaban por ya no considerarla una niña.

En su libro, Wilson habla de su depresión y su ansiedad relacionada con el estrellato infantil (Twitter)

La actriz cuenta que a partir de los 13 años ningún director le devolvía las llamadas, ya que su cuerpo había cambiado. Eso le causó depresión y ansiedad. 

En su libro, titulado “Where am I Now: True Stories of Girl Accidental Fame”, también hace referencia a la muerte repentina de su madre. “Estaba deprimida y tenía ansiedad, apenas puedo recordar el estreno de Matilda. Sólo tengo vagos recuerdos. Fue muy duro para mí“, manifestó en una de las entrevistas por la presentación de sus memorias.

Wilson, también conocida por la película Papá por siempre, decidió alejarse de la actividad pública por varios años, ya que quería terminar con esa imagen de estrella infantil y retomar su trabajo en la pantalla grande.