Caso Nóos, Matas asume su “responsabilidad” por haber dado la “orden inicial”

El expresidente balear, Jaume Matas, ha asumido este jueves su “responsabilidad” por haber dado la “orden inicial” de contratar a Iñaki Urdangarin y ha asegurado que la oficina de seguimiento del equipo ciclista Illes Balears-Banesto fue la “comisión” o el “peaje” que pidió el marido de la infanta Cristina como “conseguidor” o “intermediador” para conseguir dicho patrocinio del Gobierno balear, según ha expresado en la tercera jornada del juicio por el ‘caso Nóos’.

“Fue un pago por hacer de conseguidor, peaje o intermediario, como usted quiera”, ha subrayado Matas, quien ha asegurado que por eso estuvo dispuesto a pagarle alrededor de 300.000 euros, aunque también ha dicho que entonces desconocía que este proyecto lo estaba contratando con Nóos Consultoría Estratégica, una de las empresas que integran el entramado por el que Urdangarin y su exsocio Diego Torres desviaron presuntamente más de seis millones de las Administraciones Públicas.

Matas ha declarado este jueves durante una hora y media como uno de los 17 acusados ante la Audiencia de Palma, entre los que se encuentra la infanta Cristina, cuya declaración como presunta cooperadora de dos delitos fiscales cometidos por su marido Iñaki Urdangarin ha sido adelantada por el tribunal al 19 de febrero, mientras que él podría hacerlo el 24 de febrero si todo el calendario se mantiene.

Matas: “Asumo mi culpa e intentaré restituir el daño producido”

Con su declaración de arrepentimiento, el expresidente balear Jaume Matas, que ya ha sido condenado en firme por corrupción en dos casos y está encausado en otros procedimientos, se asegura una rebaja de la solicitud de pena por parte de la Fiscalía que pide para él una condena de 11 años de prisión.

Matas, quien confirma así la versión del exdirector general de Deportes y del exdirector de la Fundación Illesport quienes aseguraron que las órdenes venían de él, está acusado de los presuntos delitos de prevaricación, malversación, fraude y tráfico de influencias por los contratos del Govern balear con Nóos para organizar dos foros de turismo y deporte y llevar la oficina de seguimiento del equipo ciclista Illes Balears-Banesto, por un total de 2,5 millones de euros.

Asumo mi culpa e intentaré restituir el daño producido“, ha recalcado tajante el exministro de Medio Ambiente en su declaración en el juicio  que se celebra en Escuela Balear de la Administración Pública. Además, ha anunciado que ha puesto a la venta la casa de Palma que comparte con su esposa para aportar lo que recaude al resarcimiento del daño que causó a las arcas autonómicas.

Sin embargo, ha dicho, en relación con la declaración ante el tribunal del exdirector de la Fundación Illesport Gonzalo Bernal, que su gestión termina “con un director general (en referencia a Bernal) que es capaz de reconocer que ha cometido tres o cuatro delitos por su propia cuenta sin ningún rubor o un gerente que reconoce que la gestión del presidente es hacer un negociado sin publicidad”.

1455180174926
image-321383
Matas declara en la tercera jornada del juicio por el ‘caso Nóos’

Sobre Ballester: “Era el hombre de la Casa Real en el Govern”

También ha señalado al exdirector general de Deportes, ‘Pepote’ Ballester, como la persona que contactó con Urdangarin y después le propuso contratar al Instituto Nóos y le ha presentado como alguien “muy celoso” de su relación con el marido de la infanta Cristina o con la Familia Real. “Era el hombre de la Casa Real en el Govern balear” y, como tal, ha dicho, el intermediario con el marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin.

Matas ha asegurado que cuando designó a Ballester, oro olímpico de vela en Atlanta 2006, lo hizo en consideración a su “relación coral con toda la Familia Real, de una confianza extrema, y esto para Baleares es muy bueno”.

A preguntas del fiscal Anticorrupción, el expresidente ha relatado cómo en el verano de 2003, el entonces director general de Deportes, José Luis ‘Pepote’ Ballester, también acusado y que “tenía una muy estrecha relación de amistad y confianza con el señor Urdangarin”, le dijo que éste quería hacerle una propuesta y le invitó a “un acto lúdico”, un partido de pádel en la residencia del entonces duque de Palma, el Palacio de Marivent.

Una ocasión magnífica para las Islas Baleares

En un descanso del partido y “de una forma muy informal”, Urdangarin le explicó que mantenía “una gran relación con el mundo deportivo” y tenía la oportunidad de conseguir lo que definió como “una ocasión magnífica para las Islas Baleares” que es “poder adquirir el equipo ciclista Banesto”.

“Me habla además de que él tendría interés, si este proyecto se lleva a cabo, en llevar la oficina del proyecto, de forma muy informal. Le digo que lo vamos a estudiar, yo delego en su persona de confianza que era el señor Ballester, que presente el proyecto, que presente papeles, ‘lo estudias y ya lo veremos’. Ahí nace la oficina del proyecto”, ha detallado ante el tribunal de la Audiencia de Palma.

Matas ha admitido que asumir esa oficina era “el peaje” o “comisión” de Urdangarin para lograr el proyecto como “conseguidor intermediador o facilitador”. Cuando avanzó el proyecto, se estableció que “una de las condiciones para llevar a cabo el proyecto es que hay una comisión que hay que pagar al señor Urdangarin”, ha dicho. Una parte del acuerdo era “pagarle esos 300.000 euros al señor Urdangarin”, ha insistido.

“Todo este proyecto sin Urdangarin no tiene sentido”

“El problema es cómo contratas a una persona que es única. Todo este proyecto sin el señor Urdangarin no tiene sentido. Aquí quien aporta valor es el señor Urdangarin”, ha insistido en su declaración como acusado sobre la contratación del Govern al Instituto Nóos mediante convenios para realizar dos foros en Baleares, ante el tribunal de la Audiencia de Palma que juzga el caso Nóos.

A la pregunta de si el rey Juan Carlos le llamó para interceder en los negocios con Urdangarin, Matas ha respondido: “No, la única intervención de su majestad fue para darme la felicitación al principio por el nombramiento del director general, es la única intervención”, ha dicho refiriéndose a la designación de José Luis “Pepote” Ballester como responsable de Deportes del Govern.

“Los ciudadanos de Baleares, llevamos muchos años, en gobiernos de distinto signo político, invirtiendo mucho dinero para vincular la Familia Real con Baleares. Nos interesa”, ha explicado Matas.

El excontable de Nóos reconoce que elaboró facturas falsas

El siguiente en declarar ha sido el excontable del Instituto Nóos, Marco Tejeiro, que ha reconocido que elaboró facturas y certificaciones falsas principalmente “por orden de Diego Torres” pero también de su entonces socio Iñaki Urdangarin.

La declaración del contable del Instituto Nóos, clave para explicar el supuesto entramado corrupto

De acuerdo con la declaración de Tejeiro, estas facturas fueron presentadas por el Instituto a las Administraciones Públicas, para “justificar gastos” de eventos que no se llevaron a cabo, entre ellos el proyecto de los “Juegos Europeos” que se iba a celebrar en Valencia y por el que el Instituto Nóos percibió 382.000 euros en 2006.

El inculpado ha subrayado que las facturas que fueron entregadas a la Generalitat Valenciana habían sido infladas y reflejaban tales gastos que “jamás se podrían justificar, porque no había gastos suficientes que respondieran a las elevadas cantidades reclamadas”.

En un minucioso interrogatorio por parte del fiscal Pedro Horrach, Tejeiro ha señalado que tanto Urdangarin como Torres le ordenaban realizar estas facturas “tras decidir qué cantidad querían facturar” de la Administración. Del mismo modo, ha reconocido que emitió un certificado en el que daba constancia de los trabajadores que iban a participar en los Juegos Europeos y que nunca se dedicaron a ello, tal y como ha subrayado.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.