Más de 16 millones de niños han nacido en conflictos durante este año

Más de 16 millones de bebés han nacido en zonas de conflicto durante 2015, según datos de UNICEF. Esta cifra, que equivale a 1 de cada 8 nacimientos en todo el mundo, subraya la vulnerabilidad de cada vez más niños.

“Cada dos segundos, un recién nacido llega al mundo en medio de un conflicto, a menudo en circunstancias aterradoras y sin acceso a atención médica”, dijo el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. “Demasiados niños están empezando sus vidas en circunstancias extremas como conflictos, desastres naturales, pobreza, enfermedad o desnutrición. ¿Puede haber un comienzo peor en la vida?”.

En países afectados por conflictos como Afganistán, República Centroafricana, Iraq, Sudán del Sur, Siria y Yemen, o en los peligrosos viajes para escapar de los combates, los niños recién nacidos y sus madres afrontan grandes riesgos. Las mujeres embarazadas están en riesgo de dar a luz sin ayuda médica y en condiciones insalubres. Sus niños son más propensos a morir antes de cumplir los cinco años y a experimentar un estrés extremo o “tóxico”, que puede impedir su desarrollo emocional y cognitivo a largo plazo.

Junto a los conflictos, también la pobreza, los efectos del cambio climático y la falta de oportunidades están haciendo a los niños cada vez más vulnerables, y han obligado a millones de ellos a emprender peligrosos viajes fuera de sus hogares.

 

  • Más de 200.000 niños solicitaron asilo en países de la Unión Europea durante los primeros nueve meses de 2015, uniéndose a los 30 millones de niños que en 2014 se vieron obligados a abandonar sus países debido a  la guerra, la violencia y la persecución. Actualmente hay más personas desplazadas en el mundo que nunca desde la II Guerra Mundial.

 

  • Más de 250 millones de niños -1 de cada 9- viven en países y zonas en conflicto, y se enfrentan a enormes obstáculos para su salud, educación y bienestar.
  • Más de 500 millones de niños viven en zonas donde las inundaciones son muy frecuentes, y cerca de 160 millones viven en áreas donde las sequías son graves o extremadamente graves.

 

  • Los niños suponen la mitad de toda la población que viven en pobreza extrema, a pesar de que constituyen aproximadamente un tercio de la población mundial.

 

“En los últimos meses de 2015 el mundo se ha unido en torno a la nueva agenda global de desarrollo y la lucha contra el cambio climático. Estos ambiciosos acuerdos suponen una gran oportunidad si podemos transformar nuestras promesas en acción por los niños más vulnerables”, dijo Lake. “Si abordamos las razones por las que tantas familias sienten la necesidad de abandonar sus hogares con sus hijos –resolviendo los conflictos, afrontando el cambio climático, aumentando las oportunidades- podemos hacer de 2016 un año de esperanza para millones de personas, y no de desesperación”.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.