Más de 130.000 sirios huyeron a Turquía para escapar del Estado Islámico

Los combatientes sunitas ultrarradicales empujaron a esos habitantes al éxodo hacia Turquía, apoderándose de al menos 64 aldeas de la región de Ain al Arab (Kobani en kurdo) desde la semana pasada.

Para evitar la caída de la tercera ciudad kurda de Siria, que permitiría a los yihadistas el control total de una larga franja de la frontera sirio-turca, el partido kurdo PKK de Turquía exhortó el lunes a sus militantes a cruzar la frontera para combatir.

Los opositores sirios también llamaron a luchar a la coalición internacional dirigida por los Estados Unidos, cuyo presidente Barack Obama afirmó estar dispuesto a ordenar ataques aéreos contra el ISIS en Siria. Aunque por el momento no se ha decidido alguna acción al respecto.Sirios huyendo (FOTO Reuters)

El número de sirios que escaparon a Turquía ‘supera los 130.000’, informó el viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmus, cuyo país “tomó todas las medidas necesarias si continúa el flujo de desplazados”.

“Estamos preparados para la peor de las situaciones. Estamos haciendo todo lo posible para recibir a la gente que pasa por Turquía”, agregó Kurtulmus. Luego de las llegadas de los últimos días, decenas de personas esperaban todavía este lunes poder entrar al país.

‘Limpieza étnica’

La frontera está abierta en el único paso de Mursitpinar (sudeste, provincia de Sanliurfa), “para proceder a controles de identidad y dar los primeros auxilios, y vacunar a esas personas en caso de necesidad”, explicó en Ankara la dirección de Gestión de Crisis y Catástrofes Naturales.

Turquía ya recibió a un millón y medio de personas que escaparon de la guerra en Siria desde 2011. Según el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman, Ain Al Arab está “totalmente rodeada” por los yihadistas.

Se registran fuertes enfrentamientos entre los integrantes del Estado Islámico, que tienen armas pesadas y tanques, y los combatientes kurdos, que defienden sus posiciones con la ayuda de sus correligionarios que llegaron de Turquía.

Los combates ya dejaron casi 70 muertos en ambos bandos, según el OSDH, una ONG con sede en Londres. Pero como si esto fuera poco, la oposición siria en el exilio ya advirtió que existe el peligro de una ‘limpieza étnica’.

Cambio radical

Hasta entonces, Ain al Arab había estado relativamente al margen del conflicto en Siria, donde unos 200.000 desplazados sirios se habían refugiado, de acuerdo con la ONU.

“Cuando los de Daesh (el grupo Estado Islámico) atacaron la ciudad, nosotros tuvimos miedo. En las mezquitas, ellos dijeron que tenían derecho a matar a todos los kurdos de 7 a 77 años”, declaró un refugiado, Sahab Basravi, en Mursitpinar. “Entonces, nosotros recogimos nuestras posesiones y nos fuimos de la ciudad inmediatamente”, agregó.

En un mensaje publicado este lunes en varios idiomas, los terroristas les lanzaron a sus fieles un mensaje instándolos a asesinar a los ciudadanos de los países aliados para “destruirlo”, según dijo Obama.

Bombardeos del gobierno sirio mataron el domingo al menos a 42 personas, entre ellas, 16 niños, en la provincia de Idlib (noroeste), informó el lunes el OSDH.

El presidente de Estados Unidos, que se negó a enviar tropas terrestres tanto a Irak como a Siria, quiere entrenar y equipar a los insurgentes moderados sirios para que puedan enfrentar al ISIS, pero eso podría tomar cierto tiempo.

VLCNoticias|Redacción

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.