Mario Conde y sus hijos se niegan a declarar ante la Guardia Civil

 

Mario Conde, es detenido por la Guardia Civil acusado de blanqueo de capitales.
image-354055
El expresidente de Banesto Mario Conde y sus dos hijos, detenidos este lune acusados, entre otros delitos, de blanqueo de capitales y organización criminal, se han acogido a su derecho a no declarar y no lo han hecho ante los agentes de la Guardia Civil.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, Conde y sus hijos Mario y Alejandra han sidos los últimos en comparecer en las dependencias de la Guardia Civil en Tres Cantos (Madrid) ante los agentes de la Unidad Central Operativa, pero se han acogido a su derecho a no declarar.

Los tres, así como el abogado Francisco Javier de la Vega, Francisco de Asís Cuesta, María Cristina Álvarez Fernández y Roland Stanek, también arrestados en la operación Fénix y que de momento continúan en las dependencias de la Guarcia Civil, serán conducidos este miércoles a las 9.00 horas ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz. 

El yerno de Conde, en libertad

Horas antes, el yerno del exbanquero Mario Conde, Fernando Guasch Vega-Penichet, ha quedado en libertad, aunque fuentes de la investigación han informado a Efe de que sigue encausado en la investigación sobre el presunto blanqueo de capitales de su suegro. Está a la espera de que el juez decida si le cita a declarar.

Todos ellos eran, según los investigadores, los testaferros del exbanquero en sociedades radicadas en otros países y en España, que le servía para repatriar el dinero. La Fiscalía Anticorrupción les atribuye los delitos de blanqueo de capitales, organización criminal, frustración de la ejecución de sentencias -como las dictadas contra Conde en el caso Banesto- y ocho delitos contra la Hacienda Pública.

Los agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil registraron este martes durante 14 horas el domicilio familiar de Conde en Madrid, así como una empresa de cosméticos en Torrejón de Ardoz, un despacho de abogados y un pazo en la provincia de Orense, además de otros inmuebles. En esos registros la Guardia Civil halló un total de 160.000 euros, han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Los investigadores creen que -tal y como quedó probado en los sucesivos juicios del caso Banesto- Conde se apropió en su momento de 900 millones de pesetas de la entidad (5,4 millones de euros), aunque esa cantidad ha aumentado con los años gracias a las plusvalías generadas por las inversiones que ha realizado.

Investigación sobre el entramado societario y el blanqueo

Por el momento, se desconoce cuánto dinero de lo que había acumulado habría repatriado, pero fuentes jurídicas han señalado a Europa Press que podrían rondar los 10 millones de euros.

La Audiencia Nacional ha explicado que ahora se investiga la creación y funcionamiento de un entramado de sociedades en el extranjero y en España que, según los indicios, el exbanquero habría utilizado para repatriar ese dinero. 

La Fiscalía Anticorrupción presentó ante la Audiencia Nacional el pasado 29 de marzo “una querella contra Mario Antonio Conde Conde y catorce personas más, todos ellos vinculados con él por estrechos lazos familiares o personales”, informa Anticorrupción en su nota.

Esa querella tiene su origen en una comunicación del Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) recibida en septiembre de 2014, tras la que la Fiscalía realizó diversas diligencias que “han permitido la recopilación de numerosa documentación en este tiempo”. Además, la UCO y la Agencia Tributaria también han elaborado sus respectivos informes.

En su comunicado, Anticorrupción recuerda que, según las sentencias de los casos Banesto y Argentia Trust, “las cantidades que fueron apropiadas de la entidad financiera Banesto, mientras Conde era su presidente” superaron los 26 millones de euros entre los fondos que se llevaron todos los condenados por ambas causas.

Además, asegura que “se tienen indicios de que una parte muy considerable de los fondos desaparecidos y no recuperados ha sido ‘blanqueada’ desde 1999 hasta la actualidad en un montante superior a los 13 millones de euros”. Sin embargo, no especifica cuánto de ese dinero blanqueado corresponde al realizado por Mario Conde y su entorno.

Fuentes jurídicas han explicado a Efe que Conde, sus hijos y el resto de testaferros transfirieron desde 1999 diferentes cantidades desde Suiza, Reino Unido, Curaçao, Italia, Emiratos Árabes Unidos, Países Bajos, Luxemburgo e Islas Vírgenes Británicas. Mario Conde empezó repatriando cantidades pequeñas a España, concretamente 3.000 euros en 1999, una cifra que fue aumentando y que en 2010 y 2011 acabó rondando el millón de euros.


Leave a Reply

Your email address will not be published.