En un histórico debate entre los cuatro candidatos a presidente en España,Mariano Rajoy (PP) defendió su gestión y acusó a sus rivales, Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos), de atacarlo en grupo.

El jefe de Gobierno prometió resolver los problemas del país mediante la creación de dos millones de empleos hasta 2020.

En un debate en el que evitó las polémicas, aseguró que “gobernar es muy difícil” y apuntó contra los aspirantes opositores al considerar que “hablar y prometer es fácil”.

En poco más de dos horas de debate, Rajoy centró la defensa de su gestión en la economía y se desmarcó de los casos de corrupción.

Asimismo, el presidente español, quien no logró formar gobierno tras la victoria en las elecciones del pasado mes de diciembre, reclamó el compromiso de los demás partidos para dejar gobernar luego del 26 de junio, fecha de los próximos comicios.

Una encuesta publicada el domingo por el diario de centroizquierda El Paísatribuía un 28,9% de votos al PP, un 25,4% a Unidos Podemos, un 20,8% al PSOE y un 15,9% a Ciudadanos.

La izquierda radical liderada por Pablo Iglesias adelantaría así por primera vez a los socialistas, que en diciembre fueron segundos tras los conservadores.

En el centro del espectro político, PSOE y Ciudadanos fueron hasta ahora los partidos con menos visibilidad en la campaña.