Mariano Rajoy, afronta una moción de censura presentada por Unidos Podemos

1497029122865Valencia noticias, agencias | Mariano Rajoy afrontará este martes la moción de censura del líder de Podemos, Pablo Iglesias, con un claro objetivo en el horizonte: evitar que cale entre la opinión pública el debate sobre su continuidad al frente del Ejecutivo. La oposición es incapaz de articular una alternativa, pero los escándalos se extienden ya por Interior, Hacienda y Justicia. A un mes de la declaración de Rajoy por la trama Gürtel, la táctica de la Moncloa será doble: hacer de la sesión una investidura fallida de Iglesias y parapetar al presidente con la intervención eventual de sus ministros.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afronta este martes una moción de censura presentada por Unidos Podemos y que, salvo sorpresa, está condenada al fracaso ya que sólo cuenta previsiblemente con 82 votos a favor (los 67 de su grupo, nueve de ERC, 4 de Compromís y 2 de EH-Bildu), muy lejos de la mayoría absoluta de 176 diputados necesaria para salir adelante.

Los votos en contra pueden llegar a los 170 (134 del PP, 32 de Ciudadanos, 2 de UPN, 1 de Foro Asturias y 1 de Coalición Canaria), mientras que las abstenciones sumarán 98 y vendrán de los 84 diputados socialistas, los ocho de PDeCAT, los cinco del PNV y uno de Nueva Canarias.

Se trata de la tercera moción de censura en la actual democracia tras la que presentó Felipe González contra el presidente Adolfo Suárez, en 1980; y la de Antonio Hernández Mancha contra el propio González, en 1987. Ninguna de las dos prosperó.

Con el resultado conocido, cada partido venderá su mensaje
Con el resultado final ya conocido, cada partido se afanará en ganar su propio debate: el Gobierno destacará que Podemos ha fracasado en el intento de echar a Rajoy de la Moncloa, Podemos buscará situarse como líder de una izquierda más disputada que nunca con un PSOE recién renovado que tratará de vender su nuevo discurso en el Parlamento.

Ciudadanos luchará por mantenerse en el complicado equilibrio de criticar al PP dándole su apoyo en asuntos clave. Los partidos catalanes, por su parte, tratarán de llevar al debate el referéndum independentista en Cataluña.

El debate de las anteriores mociones de censura se alargó a dos días debido a las intervenciones de todos los grupos parlamentarios- será de menor a mayor representación y con una duración de 30 minutos cada uno-, las réplicas- 10 minutos- y las dúplicas.

El tiempo de duración es imprevisible porque las intervenciones para presentar la moción, que hará la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero; y la defensa de su proyecto del candidato alternativo, Pablo Iglesias, no tienen límite de tiempo; y por parte del Gobierno se puede intervenir en cualquier momento a lo largo del debate.

Todo apunta a que finalmente Mariano Rajoy intervendrá en el pleno y podrá hacerlo cuando quiera, aunque siempre que hable él, Iglesias podrá contestar.

Iglesias y Montero se reparten los papeles: ‘presidenciable’ y ‘azote’
A las 9:00 de la mañana arrancará la sesión con la intervención de Montero, que defenderá los motivos por los que su grupo considera necesario desbancar al PP del Gobierno. La corrupción será uno de los principales argumentos que esgrimirá el partido morado para que Rajoy salga de la Moncloa en lo que definen como “situación de excepcionalidad democrática”.

Le seguirá en el turno de palabra Iglesias, que presentará su programa alternativo de Gobierno, que incluye un paquete de medidas anticorrupción, un plan integral contra la pobreza y un referéndum pactado en Cataluña, además de una serie de medidas económicas inspirándose en el modelo del Gobierno socialista portugués

Iglesias dejará a Montero el papel de “azote de la oposición” y mostrará un perfil de hombre de Estado alejado del ‘ceño fruncido’ y su discurso combativo habitual para dar paso a una intervención centrada más en propuestas que en críticas.

Iglesias interviene desde la tribuna del Congreso de los Diputados. Iglesias interviene desde la tribuna del Congreso de los Diputados
Podemos afeará al Gobierno que quiera, a su juicio, normalizar los recortes y la corrupción en España y desgranará, uno a uno, los casos de corrupción que afectan a miembros del partido de Rajoy, para después vender esta moción como paso previo “en el camino para desalojar al PP” de la Moncloa.

Dado que las esperanzas de Podemos a que la moción salga adelante son prácticamente nulas, el objetivo será demostrar que el PP no consigue la mayoría de votos a su favor, por lo que se pondría de manifiesto que en un futuro otra moción podría salir adelante y que el Gobierno ‘popular’ mantiene la debilidad de estar en minoría en el Parlamento.

El Gobierno pone todo el foco en Iglesias: “Es él quien se examina”
El Gobierno ha querido constantemente poner la pelota en el tejado de Podemos e insiste en que el que se examina es Iglesias como candidato y no Rajoy como presidente a batir.

Consciente de que la moción no saldrá adelante, el Gobierno quiere destacar más la imagen de fracaso de Podemos que de examen al líder ‘popular’, poniendo todo el foco en la idea de que esta moción es una “sesión de investidura” del líder de la formación morada, al que no ven “presidenciable”.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho este mismo lunes en TVE que el Ejecutivo está “preparado” para intervenir en lo que ha definido como “espectáculo mediático”.

Es previsible que el presidente del Gobierno intervenga en el debate, tal y como ha apuntado el portavoz parlamentario del PP, Antonio Hernando, argumentando que Rajoy “es un gran parlamentario que no tiene miedo a subirse a la tribuna”.

Mariano Rajoy interviene en un pleno del Congreso. Mariano Rajoy interviene en un pleno del Congreso
Considera el Gobierno que la iniciativa es un “numerito” de Podemos y que no hay motivos ni condiciones objetivas para su presentación, sobre todo tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Creen también que se convertirá en una pelea por ver si Podemos o PSOE lideran la oposición y por ver “quién da más duro” a Rajoy.

Ábalos lanzará el mensaje de un Sánchez ausente en el pleno
El PSOE se abstendrá en esta moción porque considera que, aunque “el Gobierno de España es censurable por la degeneración en el sistema democrático”, Iglesias no sería un buen presidente para España. Se trata de la primera decisión política de Pedro Sánchez, que el próximo fin de semana será proclamado de nuevo secretario general del PSOE en el 39º Congreso Federal.

Defenderá la posición socialista, ratificada este mismo lunes, el portavoz parlamentario provisional, José Luis Ábalos, nuevo hombre fuerte en el PSOE y mano derecha del secretario general.

El portavoz parlamentario provisional del PSOE, Ábalos, junto a Sánchez. El portavoz parlamentario provisional del PSOE, Ábalos, junto a Sánchez
Por primera vez desde su triunfo en las primarias del PSOE se evidenciará en un gran debate parlamentario que Sánchez no puede ejercer de líder de la oposición desde el Congreso ya que dejó su escaño en octubre de 2016 para no tener que abstenerse en la investidura de Rajoy en una situación inédita hasta la fecha.

Sánchez no ha descartado la presentación en un futuro de una moción de censura propia pero ha añadido que sólo será si dan los números y “de momento no dan”, añade.

Iglesias le propuso retirar esta moción comprometiéndose a apoyar una liderada por el secretario general del PSOE, pero Sánchez no cree que sea el momento. Además, el PSOE vio siempre “mala fe” en la presentación de esta moción en plena campaña de las primarias.

¿Habrá cara a cara Rajoy-Iglesias?¿Cómo será el duelo con Ábalos?
Si finalmente interviene Rajoy -algo que dan por hecho en el Gobierno y el PP- habrá cara a cara entre el presidente del Gobierno y Pablo Iglesias. Aunque en un principio el Ejecutivo se planteó la opción de que Rajoy no interviniese con el fin de ningunear la moción de Podemos, todo indica que el jefe del Ejecutivo batallará con el líder morado para defender su gestión y echarle en cara su moción fracasada.

Tanto Rajoy como cualquier miembro del Gobierno podrá intervenir cuando quiera. Los ministros recibieron la instrucción por parte de Rajoy “hace tiempo” de estar preparados por si era necesaria su intervención.

Además de la batalla principal PP-Podemos, el debate de la moción dejará, seguro, otra disputa entre Podemos y PSOE en su guerra particular. Ábalos querrá erigir al nuevo PSOE de Sánchez como la oposición dura a Rajoy, alejándose del PSOE de la gestora que se abstuvo para dar el Gobierno al PP.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.