Los votos del Grupo Popular bloquean en el Senado la moción del Grupo del Cambio para combatir la pobreza energética

El Pleno del Senado ha votado hoy, miércoles 28 de septiembre, la moción presentada por el Grupo del Cambio (Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea) para combatir la pobreza energética. La iniciativa ha sido finalmente rechazada con los votos en contra del Partido Popular, que ha impuesto su mayoría absoluta para bloquear las medidas que se proponían. No obstante, un senador/a del PP ha roto la disciplina de voto (se ignora si a conciencia o por error) y ha emitido un voto positivo. A favor de la iniciativa también se han pronunciado tanto el Grupo Socialista, ERC como los integrantes de PNV y la mayoría del Grupo Mixto.

Según la Encuesta de Condicines de Vida, un 15% de la población de España padece lo que se denomina pobreza energética. Es decir, padece dificultades severas para pagar las facturas del suministro eléctrico. El estudio ‘Pobreza, vulnerabilidad y desigualdad energética alerta además de que desde 2014 a 2016 se ha incrementado en un millón de personas, hasta llegar a los 5,1 millones de personas, la cifra de quienes padecen esta situación. En estos datos preocupantes ha hecho hincapié María Freixanet, Senadora catalana del Grupo del Cambio, que ha sido la encargada de presentar en la tribuna la moción. Freixanet ha detallado el conjunto de medidas que componen la iniciativa:

-Concebir la energía como un bien público que debe estar garantizado para todos los hogares

-Establecer tarifas que implementen precios sociales para los hogares más vulnerables

-Ampliar el bono social hasta garantizar el acceso a la energía a todas las personas en situación de riesgo de exclusión social

-Responsabilizar a las empresas (con abundantes ganancias económicas) de implementar estos precios más sociales

-Apoyar iniciativas similares de ayuntamientos y comunidades autónomas

-Exigencia a las eléctricas de más información sobre las facturas, servicios contratados, etcétera

-La aplicación de un IVA reducido del 4% para agua, electricidad y gas

-Auditoría urgente del sector eléctrico y de los costes reales

-Plan de Transición hacia un modelo energético ecológico, renovable y que facilite el autoconsumo

Mientras que el Grupo Popular ha rechazado de plano el conjunto de la iniciativa, intentando reducirla a la nada con una enmienda que no ha sido aceptada, el Grupo Socialista también pretendía minimizar el impacto de las medidas propuestas con el argumento de que algunas de ellas no tenían realmente un carácter urgente.

En respuesta a la intervención del Grupo Popular, que cuestionaba la veracidad de los datos ofrecidos y que alertaba sobre el coste económico de la iniciativa, Freixanet ha recalcado que las estadísticas aportadas son oficiales, para, a reglón seguido, precisar que nuestra “propuesta tiene beneficios económicos; lo que tiene costes es plegarse ante el oligopolio”. Ha añadido que “ustedes lo que quieren es que tiremos a la basura una propuesta que pretende erradicar la pobreza energética y poner un poco de justicia en el sistema, para reemplazarla por otra que dice poco más que nada”. Ante los cuestionamientos que ha planteado el Grupo Socialista (que finalmente sí ha apoyado la moción), la senadora catalana ha explicado que todas las medidas propuestas están incluidas en el programa electoral socialista, argumento que finalmente ha servido para que el voto del Grupo Socialista sea positivo: “en febrero de 2015 ustedes presentaron en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley que dice exactamente lo mismo”.

En la tarde de ayer, martes 27 de septiembre, arrancó el primer pleno de la duodécima legislatura del Senado con tres mociones presentadas por el Partido Popular, a la espera de que mañana se debatan las presentadas por el Grupo del Cambio (Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea), PSOE y Grupo Mixto. Los/as 21 senadores/as del Grupo del Cambio han votado no a las iniciativas lanzadas por el Grupo Popular.

MOCIÓN PARA LA INVESTIDURA DE UN NUEVO GOBIERNO (PP)

La primera de las mociones era un llamamiento para que “se permita la investidura de un nuevo Gobierno que evite la celebración de unas nuevas elecciones”. Ramón Espinar, Portavoz del Grupo del Cambio, comenzó su intervención pidiendo a Rita Barberá que “por respeto a esta institución, cuya imagen ya está bastante deteriorada, deje el escaño”. Posteriormente, ha explicado a los senadores y senadoras del Grupo Popular que la competencia para la formación de gobierno corresponde al Congreso de los Diputados. Espinar también ha aludido a los problemas reales de la ciudadanía, porque “en este país lo que hace falta es un modelo productivo que nos saque de la dependencia del cemento y del turismo”. Por último, dirigiéndose a la bancada socialista, les ha recordado que “Roma no paga traidores; solo os queda apostar por Espartaco”.

MOCIÓN REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA (PP)

La sesión, ampliamentemente cubierta por la presencia de Rita Barberá, adquirió tintes más surrealistas con la segunda moción del PP, en la que se instaba a alcanzar un Pacto de Estado por la Regeneración y la Calidad de la Democracia. Ferrán Martínez, Senador del grupo territorial ‘A la valenciana’ (que forma parte del Grupo del Cambio), ha sido el encargado de dar la réplica al PP. El Senador del Grupo del Cambio ha espetado al Grupo Popular que “como valenciano me permito decirles que considero que es un fraude democrático y una vergüenza para esta institución que la señora Barberá conserve su escaño. Ustedes la eligieron, ustedes la nombraron y por tanto suya es la responsabilidad; por eso les pregunto: Que piensan hacer al respecto?”. Martínez, tras desglosar tan solo algunos de los últimos escándalos judiciales que aquejan al Partido Popular, ha dejado claro que “las medidas que incluye la moción no aparecen desarrolladas y contrarían las propias actuaciones del PP y de sus dirigentes. No existe coherencia entre sus propuestas y sus prácticas”.

PACTO CONTRA LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER (PP)

La tercera de las mociones debatidas el martes, presentada también por el PP, instaba a un ‘Pacto de Estado contra la violencia contra la mujer’. A pesar de los buenos propósitos del enunciado de la moción, la triste realidad es que la iniciativa del Grupo Popular no contenía ninguna memoria de gasto y, por tanto, más allá de los buenos propósitos, no ponía sobre la mesa ninguna medida real que pueda ser implementada.

La réplica del Grupo del Cambio ha corrido a cargo de las senadoras Pilar Lima (del grupo territorial ‘A la valenciana’) y de Vanesa Angustia (En Marea). Angustia ha hecho un breve repaso de las políticas que, puestas en marcha por el PP durante los últimos años, han atacado directamente a los derechos y libertades de las mujeres: penalización del aborto, reducción presupuestaria de planes de igualdad, paralización de la Ley de Dependencia, vuelta de la religión a las escuelas, etcétera. Angustia, tras poner sobre la mesa una batería de medidas que realmente si podrían invertir los retrocesos que se observan en los últimos años, ha exhortado al Grupo Popular: “Demuéstrennos que ustedes no son el pilar de esa estructura social y política que es el patriarcado, demuéstrennos que colaborarán para eliminar el pilar fundamental que lo sustenta: la desigualdad entre hombres y mujeres”. La réplica ha llegado de la mano de Pilar Lima con una alusión explícita al Grupo Parlamentario Popular, que ha propuesto la citada moción: “De todas las campañas realizadas por el PP hasta el momento, se echa de menos un rotundo y tajante: ‘hombres, no maltratéis'”. El grupo del Cambio no apoya esta moción “porque es insuficiente y no recoge las demandas concretas de la sociedad civil organizada”. Y es que “No se puede presentar esta moción y a su vez no revertir los recortes presupuestarios que se han venido realizando en los últimos años y suponen el 26% de los fondos destinados a paliar la violencia machista”.
Desde el Grupo del Cambio se plantea como medida concreta el aumento del presupuesto destinado a tal fin y llevar a cabo medidas capaces de atajar de raíz el problema base, que es el machismo y “eso solo se consigue con educación. Hay que reconstruir el concepto de masculinidad tradicional. No pidamos tan solo a las violentadas que denuncien. Pidamos a los violentos que no agredan” ha sentenciado Lima en su intervención.

MOCIÓN SOBRE AFORAMIENTOS

Esta moción se presentó hace escasos meses y estuvimos de acuerdo con el planteamiento de una moción así, pero ya detectamos errores formales de base. Pero, al margen de estos errores fácilmente subsanables, en el grupo del Cambio consideramos que si queremos eliminar una prerrogativa que afecte también a parlamentarios autonómicos, este no es el camino. Por eso, la enmienda que hemos presentado estaba encaminada a la eliminación de todos los aforamientos que no deben ostentarlo y la garantía de que todas las personas reciban el mismo trato procesal.
Además, “el alcance de esta moción es escaso. Recordábamos la vez anterior que somos campeones del mundo en aforamientos. No solamente los senadores están aforados. Hay muchos cargos públicos que lo están y no deberían” ha afirmado Miren Gorrotxategi durante su intervención. Sin embargo, la mayoría parlamentaria del PP en el Senado ha impedido, una vez más, aprobar nuestra enmienda.

REPROBACIÓN AL MINISTRO DEL INTERIOR

La última moción del Pleno, presentada por el Grupo Mixto (concretamente por el Partit Democrata Catalá), era una reprobación al Ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, por las conversaciones conocidas en las que conspiraba con el Director de la Oficina Antifraude de Catalunya. El Grupo del Cambio ha votado afirmativamente a la moción, presentando los argumentos la Senadora por Andalucía Maribel Mora Grande.

Maribel Mora ha afirmado hoy durante su intervención en referencia a la moción presentada por el Grupo Mixto para cesar de inmediato al actual Ministro de Interior de sus funciones, que Fernández Díaz tenía que haber cesado hace mucho tiempo, pero no solo por los hechos redactados en dicha moción. “Manejar los hilos de las cloacas del estado contra los adversarios políticos es muy grave y es un insulto a la democracia”, ha afirmado la senadora durante su intervención en el Pleno. Pero el anecdotario del actual Ministro de Interior es tan extenso como indignante. Por ejemplo, “no se le ocurrió otra cosa que decir que el matrimonio gay no garantizaba la supervivencia de la especie”, ha recordado Mora en el Pleno. También consideró era buena idea “relacionar el aborto con ETA” intentando de esta manera insultar “a las mujeres que de manera legal y legítima quieren ejercer este derecho”.


Además, entre otras barbaridades dialécticas, cuando le preguntaron por las tristemente populares “devoluciones en caliente”, Fernández Díaz “intentó que los ciudadanos tuviéramos caridad cristiana dando de comer al hambriento, de beber al sediento y refugio al forastero porque no se le ocurrió otra cosa que decir que le diéramos todos los ciudadanos la dirección porque nos los iba a mandar a casa”, obviando de esta manera todas las leyes de protección, asilo y extranjería vigentes actualmente en España. Fernández Díaz debe dimitir, sí, pero por su escasa o nula ejemplaridad, su mal proceder y su permisividad -y fomento- de la ilegalidad. Por eso el grupo del Cambio ha apoyado esta moción.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.