Los tres heridos en la tragedia del instituto Joan Fuster reciben el alta

Valencia Noticias | Ana Galarza.- Los tres heridos en la tragedia del instituto Joan Fuster de Barcelona del pasado lunes, una profesora y dos alumnos, ya han sido dados de alta del hospital de Sant Pau. Fuentes de este centro sanitario han informado este miércoles de que la profesora fue dada de alta el martes y que los dos menores ya se encuentran en sus casas, según Radio Televisión Española.

instituto Joan Fuster.jpg-large
image-187380

Entrada del instituto Joan Fuster el pasado lunes. Foto: Twitter.

Los dos alumnos que resultaron heridos son un niño de 14 años, con heridas en el tórax por arma blanca, y una niña de 13, con heridas superficiales en una pierna, según han explicado a Europa Press fuentes del hospital. Otra profesora que también resultó herida en este mismo suceso fue atendida en el lugar de los hechos por los servicios sanitarios de urgencias y no tuvo que ser ingresada en el hospital.

Por otra parte, en el instituto Joan Fuster han vuelto a la normalidad tras el día de duelo vivido este martes. El centro ha vuelto a funcionar después de que se detuvieran las clases para recordar al docente muerto con minutos de silencio y para atender psicológicamente a los alumnos y profesores.

En los próximos días, en el instituto se celebrará un acto de homenaje al profesor fallecido, que intentó detener al niño cuando recorría los pasillos atacando a maestros y compañeros. En las puertas del centro permanecen todavía velas, ramos de flores y mensajes de duelo. Además, en todos los colegios de Cataluña se ha guardado un minuto de silencio para reflexionar sobre la inutilidad de la violencia a raíz del suceso vivido en el instituto Joan Fuster.

Mientras, continúan las investigaciones sobre el joven que causó los hechos. El alumno tenía en su domicilio un machete, dos escopetas de balines, dibujos violentos y un croquis, según han informado a TVE fuentes de la investigación, tras el registro en la casa familiar del menor. Según estas informaciones, la ballesta que utilizó pertenece a su padre desde hace 20 años.

El joven podría ingresar en un centro de menores durante dos o tres años para acabar la ESO con “recursos especializados” y “bajo atención continuada”, a través de un régimen flexible para estudiar, ha señalado la consellera de Enseñanza de la Generalitat, Irene Rigau. El joven ya había recibido tratamiento psicológico. “Parece que el Hospital Sant Joan de Déu confirma que sufrió un brote psicótico”, ha dicho Rigau en declaraciones a Catalunya Ràdio, que ha indicado que el menor no veía a los agredidos y actuó imbuido por un arrebato inexplicable.


Leave a Reply

Your email address will not be published.