Los titulares tarjetas Visa Europe realizaron más de 1.000 millones de transacciones contactless el año pasado

Los titulares de tarjetas de Visa Europe realizaron más de 1.000 millones de transacciones contactless el año pasado

20150128-10161219w
image-204703
No hay duda de que los pagos sin contacto ya son algo normal a medida que los consumidores han ido adoptando la velocidad y la comodidad de esta nueva tecnología de pago. Los últimos datos hechos públicos por Visa Europe muestran que la adopción de los pagos sin contacto en Europa sigue creciendo, con más de mil millones de transacciones realizadas en los últimos 12 meses. Las cifras también indican que los titulares de tarjetas Visa gastaron 1.600 millones de euros tan sólo durante el pasado mes de marzo, lo que, sorprendentemente, triplica el número de transacciones realizadas en marzo de 2014.
El Reino Unido es el país en el que más tarjetas Visa contactless se han emitido, mientras que España es el país en el que hay más terminales sin contacto instalados. En el Reino Unido hay 49,6 millones de tarjetas y 410.000 terminales, seguido de cerca por Francia (20,3 millones de tarjetas y 405.000 terminales), Polonia (14,5 millones de tarjetas y 354.000 terminales) y España (11,5 millones de tarjetas y 593.000 terminales, lo que equivale a un 25% de las tarjetas Visa en nuestro país y a un 50% de los terminales instalados, respectivamente). La tecnología sin contacto ha tenido una amplia acogida entre consumidores, comercios y entidades financieras, y su uso está creciendo rápidamente en Europa. Durante el mes de marzo de 2015, el mercado líder para Visa fue el Reino Unido con 52,6 millones de transacciones, seguido de Polonia (49,7 millones) y de la República Checa (13,9 millones).
En todo el continente, los consumidores llevan en sus carteras o bolsos 131 millones de tarjetas Visa contactless que son utilizadas con regularidad en más de 26 millones de terminales sin contacto. Para 2020 todos los terminales en comercios en Europa aceptarán pagos sin contacto. En la actualidad, 240 entidades financieras de todo el continente están ya emitiendo tarjetas Visa sin contacto y la inmensa mayoría de los titulares de tarjetas Visa tendrán acceso a un dispositivo de pago contactless para 2020.
Los consumidores europeos son los más propensos a usar contactless para las compras diarias tales como alimentos, consumiciones en restaurantes y comida o bebida para llevar. Los datos revelan que los consumidores también se sienten cómodos usando la tecnología sin contacto para pagar artículos de mayor importe, tales como la compra semanal en el supermercado en países como la República Checa, Polonia y España, donde los titulares pueden utilizar sus tarjetas contactless para pagar.

Este sistema resulta idóneo para los comercios que registran un alto número de transacciones de bajo importe (supermercados, restaurantes, cafeterías, quioscos, panaderías, etc.).

Al realizar compras por importes inferiores a 20 € el titular no necesita entregar su tarjeta al dependiente, ni insertar su número PIN para validar la transacción sin contacto, lo que reduce los tiempos de espera en la cola y agiliza las ventas de los comercios. Para operaciones superiores a 20 €, deberá teclear el PIN para validar la compra.

Combinando el estándar del chip EMV y las actuales tecnologías inalámbricas Visa ofrece una alternativa viable a los pagos en efectivo. Durante una transacción sin contacto las instrucciones de pago se intercambian de forma segura entre una tarjeta o dispositivo contactless y un terminal de pago de manera inalámbrica.

Los consumidores españoles están entre los que mejor han acogido las tarjetas Visa sin contacto, llegando a gastar con ellas un total de 447,8 millones de euros tan solo durante el pasado mes de marzo. En los 12 meses anteriores a marzo de 2015, el número de tarjetas contactless creció más de un 87% en España.
Los comercios forman la otra parte importante de este nuevo ecosistema de los pagos sin contacto. En España grandes marcas como El Corte Inglés, Repsol, Carrefour, Caprabo, Ikea, Rodilla, McDonald’s o Mercadona, ya han adoptado los pagos sin contacto y otras muchas están en proceso de adaptación de los terminales puntos de venta.

“El impulso de los pagos sin contacto continua creciendo a medida que más gente descubre que es con frecuencia la forma más rápida y cómoda de pagar tus compras cotidianas. Los niveles de uso en toda Europa se han disparado, con más de mil millones de transacciones contactless realizadas por los titulares de tarjetas Visa tan sólo en los últimos doce meses. La popularidad de la tecnología sin contacto seguirá creciendo en el futuro a medida que experimentamos con la siguiente generación de pagos digitales, en la que la sencillez y la comodidad serán accesibles para todo el mundo”, ha comentado Sandra Alzetta, Directora Ejecutiva de Productos de Visa Europe.


Leave a Reply

Your email address will not be published.