Los titiriteros piden archivar su caso y alegan que los dibujos de ‘Pokemon’ son más violentos

Rául García, uno de los titiriteros detenidos en Madrid, a su salida de prisión EFE FERNANDO ALVARADO

Agencias La defensa de Alfonso Lázaro de la Fuente y Raúl García Pérez, los titiriteros procesados por enaltecimiento del terrorismo e incitación al odio por una obra del carnaval de Madrid, han pedido al juez el archivo del caso y alegan, entre otros motivos, que hay más violencia en la serie infantil de dibujos animados “Pokemon” que en su espectáculo.

Así consta en el escrito presentado ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno en el que los titiriteros defienden que los hechos investigados encajan en “el ejercicio al derecho fundamental a la creación artística“, por lo que consideran que no constituyen ningún delito ni procede realizar más diligencias.

En sus alegaciones, sostienen que causa “estupor y hasta sonrojo” que se pretenda proseguir un procedimiento penal por incitación al odio por mostrar en una obra de ficción “una marioneta que representaba a una bruja que pegaba cachiporrazos a un agresor sexual, o apuñalaba a una monja que le robaba el hijo fruto de esa violación”.

Más violencia en series infantiles y videojuegos

Y subrayan que existen dibujos animados como “Pokemon” o “Gormiti” dirigidos a menores -no como su obra, indican-, “en los que existen muchas más escenas de violencia, más realistas, más frecuentes, y más explícitas que las cuatro escenas que aparecen en la obra” de los titiriteros.

“Como era mayor la violencia empleada en los dibujos que los hoy adultos veíamos de niños, como Tom y Jerry o El correcaminos”, añade el escrito, que también cita las películas de Quentin Tarantino o “la mayoría de los videojuegos que se comercializan, esencialmente destinados a niños y adolescentes, tienen como temática única o principal matar a seres humanos, sin que nadie se rasgue por ello las vestiduras”.

Cuando fueron detenidos, ya recurrieron su ingreso en prisión alegando que había películas como ‘Rambo’ o ‘Pesadilla en Elm Street’ que contenían más escenas de violencia que su obra de títeres.

Sentencias del Supremo

Además, cita una sentencia del Tribunal Supremo por la que fueron absueltos dos condenados por la Audiencia de Barcelona en 2011 por difundir ideas genocidas y contra los derechos y libertades y que, para el alto tribunal estaban amparadas en la libertad de expresión.

También el escrito se refiere a otros fallos del Supremo para defender que Alfonso Lázaro de la Fuente y Raúl García Pérez no incurren en ningún caso en un delito de enaltecimiento del terrorismo por mostrar en su obra una pancarta con el lema “Gora Alka-ETA”.

Recuerdan que varias sentencias subrayan que en esta tipología penal “es importante no solo el tenor literal de las palabras pronunciadas sino también el sentido o la intención con que hayan sido utilizadas, su contexto y las circunstancias“.

Así, sostienen que la intención de ninguna de las marionetas en esta obra fue enaltecer a ninguna organización terrorista, como tampoco fue la finalidad de pronunciar esta expresión -Gora ETA- en películas como “Lobo”, “Días Contados” o un capítulo de la serie de televisión “Cuéntame cómo pasó”.

La novela “Luz Negra”, del escritor y periodista Carlos López Fonseca y el ensayo “Gora ETA. Impuesto revolucionario. Lista impuesto Parabellum” son otros de los ejemplos que recoge el escrito presentado por la defensa para justificar que esta expresión no basta para imputar un delito de enaltecimiento del terrorismo.

Ninguno de los casos analizados, incluyendo el que ahora es objeto de investigación, existe, evidentemente, intención de enaltecer a grupo criminal, existente o ficticio”, enfatiza.

En su escrito, la defensa recuerda que este viernes la Audiencia Nacional analizará el recurso de apelación contra la decisión del magistrado de obligar a los titiriteros a comparecer diariamente en el juzgado.


Leave a Reply

Your email address will not be published.