Los socialistas presentan veinte medidas para poner en valor la huerta

Valencia Noticias | Redacción.- El candidato socialista a la Alcaldía de Valencia, Joan Calabuig, ha presentado esta mañana veinte medidas para proteger la huerta como “un espacio singular, un modo de vida y un territorio que nos caracteriza”. Durante la visita ha recordado que la huerta “es una zona muy importante y muy querida por los valencianos” y que “no es simplemente un suelo para futuras edificaciones, sino que tiene valor en sí misma y también puede ser un elemento generador de actividad económica y de empleo”.

Calabuig, que ha realizado el recorrido reivindicativo en bicicleta junto con miembros de su candidatura y militantes por la Camí de Pou d’Aparisi, ha defendido que “el urbanismo obsoleto y depredador del territorio que ha impulsado el PP  debe  ser definitivamente erradicado de cualquier práctica política”. “Las administraciones del PP han sido incapaces de poner freno a la pérdida de huerta, favoreciendo la especulación y los socialistas nos comprometemos a poner freno a este modelo”, ha asegurado.

_DSC5495

El candidato socialista ha esgrimido el informe DOBRIS con 30 paisajes en Europa que aprobó la Unión Europea para denunciar que, entre ellos, recogía  lugares de huerta en Italia, Grecia y España, “como reflejo de una cultura mediterránea milenaria y además señala las de Valencia y Murcia como seriamente amenazadas”.

En esta misma línea, ha recordado que el Consell Valencià de Cultura  en el año 2000 aprobó un “dictamen contundente sobre la huerta; 120.000 firmas pidieron una Iniciativa Legislativa Popular de protección de la huerta y más recientemente se ha declarado el Tribunal de las Aguas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”.  Por tanto, en su opinión, existe “una conciencia social y unanimidad de la inmensa mayoría que reclama una intervención decidida en apoyo de la huerta”.

_DSC5516

“Ya nadie duda del patrimonio histórico extraordinario de la huerta, de su valor testimonial  y sobre todo de su singularidad paisajística única”, ha aseverado y ha remarcado que “no basta con decir que la huerta está protegida, sino que también desde los ayuntamientos podemos y debemos hacer cosas complementarias y en colaboración con la Generalitat, para que sigue siendo un espacio vivo con combinación de usos agrícolas, ambientales, y socioculturales, con fórmulas sostenibles de gestión pero también de financiación, de mejora de la competitividad, de nuevos servicios culturales y turísticos”.

IMG_4215

Por ello, ha explicado que los socialistas presentan veinte medidas para poner en valor la huerta de València:

  1. Retirar la revisión del PGOU que pretende ocupar 750 hectáreas de huerta.  En su lugar revisaremos el planeamiento de la ciudad consolidada a través de planes de reforma interior; proyectos de cirugía urbana; recuperación de espacio público, tratamiento de bordes urbanos y mejora de las dotaciones públicas y zonas verdes.
    Una revisión obsoleta, innecesaria, que tan solo persigue estrategias especuladoras, y que ha recibido el rechazo de más de 25.000 ciudadanos, y del propio Tribunal de las Aguas.
  2. La huerta tendrá una protección real y efectiva. Valencia liderará  junto al resto de municipios y en colaboración con la Generalitat, un nuevo modelo de ciudad metropolitana que mejore el entorno urbano con un tejido productivo de alto valor añadido apoyado en el conocimiento y la creatividad. Un urbanismo respetuoso con los valores medioambientales del territorio, que planifique superando los criterios de ciudad aislada de su entorno y sea capaz de ofrecer vivienda, espacios dotacionales estratégicos y conexión a través de una movilidad sostenible, evitando la ocupación de presiones insoportables sobre los territorios más frágiles. València debe asumir este protagonismo metropolitano.
  3. En este sentido diseñaremos un Plan Territorial Metropolitano de la comarca de l’horta, con contenidos estructurales y regulación de usos, a la vez que diseñaremos un Plan estratégico de infraestructuras y movilidad sostenible respetuosos con la huerta.
  4. Redefinir el  Plan de Acción Territorial de la Huerta,  expuesto al público y pendiente de aprobación, para que incorpore una mayor protección de la huerta y un proceso de participación pública, con propuestas de usos que pongan en valor el tejido productivo y paisajístico.
  5. Elaborar planes de Restauración Paisajística de los terrenos de huerta degradados como en Castellar Oliveral, o en la huerta de Rovella, en la que nos encontramos.
  6. Incorporar dentro del Plan Municipal de Rehabilitación ayudas a la rehabilitación del patrimonio rural manteniendo su uso como vivienda e incorporando usos socioculturales; lúdicos; granjas escuela etc.  Son más de 270 alquerías, barracas y edificios singulares, gran parte de ellos forman parte del Catálogo como Bien de Relevancia Local.
  7. Crear itinerarios verdes por la huerta para el esparcimiento ciudadano, con espacios de descanso.
  8. Aprobar un Plan Municipal de recuperación para el uso agrícola de espacios abandonados. Incluso con la adquisición de terrenos para fomentar planes de empleo por ejemplo a colectivos de mayores de 45 años.
  9. Generar sinergias ciudad-huerta que facilite el uso público a través de las relaciones visuales, los corredores verdes, las actividades que contribuyan a la divulgación de la cultura de la huerta.
  10. Programar huertos urbanos en colaboración con los agricultores.
  11. Programar huertos escolares y planes educativos. También con espacios de huertos escolares en los propios centros educativos.
  12. Elaborar proyectos de integración  paisajística de los bordes urbanos, generando una sinergia huerta-ciudad, con miradores e itinerarios verdes. En este sentido nosotros elaboramos un ambicioso proyecto de VÍA VERDE que contempla entre otras cosas extender el modelo de convivencia del Jardín del Turia a toda la ciudad, humanizando los espacios públicos, creando corredores verdes de conexión entre parques, jardines, itinerarios peatonales y la huerta.
  13. Aprobar en los presupuestos municipales  líneas de subvención para mantener la actividad agrícola a través de proyectos subvencionados.
  14. Promover la agricultura enfocada a la alimentación saludable, ecológica, es sin duda un gran reto, eliminando costes de transporte e intermediarios para facilitar la venta directa de los agricultores. Y un Ayuntamiento puede facilitar este intercambio directo productor consumidor, autorizando y creando Mercados de los Agricultores, un día a la semana, en los espacios urbanos emblemáticos.
  15. Fomentar en los mercados municipales la venta directa de los productos de la huerta ecológica con denominación de origen.
  16. Establecer dentro de los Planes de empleo, la creación de premios, reconocimientos y ayudas  para colectivos, cooperativas, grupos de agricultores organizados, como por ejemplo el proyecto de Parc Agrícola de la partida de Dalt en Campanar , proyectos que ya funcionan bien como en el Baix Llobregat.
  17. Solicitar a la Generalitat la declaración de la Huerta de Valencia como Paraje Natural Municipal.
  18. Solicitar la Generalitat la  Denominación de Origen para los productos de la huerta valenciana.
  19. Impulsar con la Generalitat mecanismos legales, con la creación de un ente supramunicipal,  para garantizar el futuro de la huerta, conservando su actividad productiva y adoptando mecanismos que garanticen el comercio de los productos y el consumo de proximidad.
  20. Poner en valor la Casa del Agua en el Jardín del Turia, abandonada por el PP y sin uso, para que sea un centro de interpretación de usos agrícolas y culturales, con actividades relacionadas en su entorno, entre ellas la venta de productos de la huerta de Valencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.