Los partidos del Pacto del Grau piden el rescate de la autopista AP7 “sin prórroga posible”

telet
PSPV, Compromís y Castelló en Moviment instan a corregir “la discriminación negativa” que sufren las comunicaciones

Los grupos municipales del PSPV, Compromís y Castelló en Moviment, los tres partidos firmantes del Pacto del Grau, han presentado una declaración institucional con la que, de aprobarse, el Ayuntamiento de Castellón se sumará a la reivindicación de las federaciones y asociaciones que forman la Confederación de Asociaciones Vecinales de la Comunidad Valenciana (CAVE-COVA) y pedirá al Gobierno español que “garantice el rescate general de la concesión de la AP-7 en la fecha prevista para su extinción (2019), sin prórroga posible, de forma que se corrija la discriminación negativa, que sufren las comunicaciones en nuestro territorio”.

El segundo punto de la declaración, que debe recibir el visto bueno de la Junta de Portavoces para poder elevarse al pleno para su aprobación, insta al Gobierno central a rescatar aquellos tramos de la AP-7 cuya liberalización es una necesidad inmediata dada la elevada intensidad de tránsito y la alta siniestralidad de las carreteras nacionales que discurren paralelas a esta autopista por las comarcas de Castellón o que atraviesan poblaciones donde no se ha realizado el desdoblamiento de la carretera nacional, “de forma que se puedan reducir las cifras de siniestralidad y alarmante mortalidad de estas vías”, defienden los tres grupos municipales.

Los tramos Tarragona-Valencia y Valencia-Alicante, cuya concesión corresponde a Abertis (antes AUMAR), tienen como fecha final prevista de la concesión el 31/12/2019, y el gobierno ya ha anunciado, no confirmado, que no prevé renovarla. Esta importante vía de comunicación discurre, en sus tramos Tarragona-Valencia y Valencia-Alicante, siguiendo un recorrido paralelo a dos carreteras nacionales (N-340 y N-332) que, a veces, atraviesan importantes núcleos de población y que soportan una elevada densidad de tráfico de vehículos.

Como consecuencia de esto se incrementa la frecuencia de accidentes en estas vías, tal como recoge un estudio realizado por RACE en 2006, en la N-340 se encuentra el tramo de carretera más peligroso de España, y se generan numerosas molestias a los vecinos y vecinas de estas poblaciones. En cambio, desde el inicio de la crisis, los mencionados tramos de la AP-7 han experimentado una notable reducción de la intensidad de tránsito por lo que PSPV, Compromís per Castelló i Castelló en Moviment reiteran la necesidad de garantizar el rescate efectivo de la autopista AP7 en 2019. De aprobarse en pleno, se establece comunicar el acuerdo a la Confederación de Asociaciones de Vecinos de la Comunidad Valenciana (CAVE-COVA).


Leave a Reply

Your email address will not be published.