Los niños refugiados y migrantes son los que más sufren las restricciones fronterizas

a53
image-333603

La grave situación que se está desarrollando en los puntos fronterizos a lo largo de la ruta de los Balcanes, en particular en la antigua República Yugoslava de Macedonia y en Grecia, está dejando a miles de niños desatendidos, angustiados y en riesgo de padecer abusos y problemas de salud, según UNICEF.

En medio del caos y de la confusión los niños se han visto obligados a dormir a la intemperie en condiciones precarias durante más de una semana, sin acceso a servicios básicos como ducharse o alimentarse adecuadamente. Las familias corren el riesgo de separarse, y los niños se han quedado atrapados fuera de los centros de tránsito o en trenes durante horas sin destino alguno.

 “Aquí estoy siendo testigo de cómo niños pequeños, menores de cinco años, quedan atrapados entre dos vallas”, dijo Jesper Jensen, coordinador de emergencias en el terreno para UNICEF en Gevgelija, en la antigua República Yugoslava de Macedonia. “No pueden avanzar ni retroceder. Necesitan refugio y descanso, y necesitan saber qué futuro les espera”.

a31 Ante el rápido desarrollo de la situación en los centros de tránsito de las fronteras en la antigua República Yugoslava de Macedonia, UNICEF ha ampliado su respuesta. Esta incluye facilitar el acceso a instalaciones de agua y saneamiento, especialmente para los bebés y los niños, así como distribuir artículos de higiene personal y alimentos para ayudar a los niños y sus familias a hacer frente a la difícil situación.

 UNICEF reitera su llamamiento para llevar a cabo un trabajo conjunto y coordinado por parte de todos los gobiernos, tanto en las principales rutas de tránsito como en los países de destino. Ningún niño debería pasar la noche sin cobijo y acceso a servicios básicos.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.