Los neandertales fueron atacados por los grandes carnívoros

El estudio publicado en ‘Archaeological and Anthropological Sciences’ pone de manifiesto la importancia que la depredación tiene en la evolución humana y la fuerte presión entre esta especie y los grandes carnívoros

IPHES/DICYT Cuando se habla de neandertales una de las cualidades que se les atribuye es que eran muy buenos cazadores, pero ahora se ha demostrado que esto no les libraba de ser víctimas del ataque de los grandes carnívoros. Así se constata en un artículo liderado por el IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social) que publica la revista Archaeological and Anthropological Sciences. Un estudio en el que han tomado parte tres miembros de este centro de investigación: Edgard Camarós (firmante principal), Carlos Lorenzo y Florent Rivals.

restes-humanes-cova-negra-carnivors-p
image-192749

Restos de neandertales hallados en Cova Negra (Valencia) con marcas de carnívoros

edgar-neandertal-carnivor-p
image-192750

Edgar camarões, del IPHES, con una reproducción de carnívoro recreando un ataque a un neandertal

ilustracio-atac-carnivor-neandertal-p
image-192751

Escena que representa el ataque a un oso a un neandertal.

Los autores han llegado a esta conclusión a partir de un estudio metodológico de 140 casos recogidos en informes forenses de todo el mundo cuyos individuos presentaban traumatologías causadas en nuestros días por carnívoros, como leones, tigres, osos y leopardos, entre otros. “Lo que hemos hecho ha sido comparar las patologías de los homínidos actuales registradas en los informes forenses con las observadas en fósiles de neandertales. Las patologías actuales son muy iguales a las detectadas en los homínidos del Pleistoceno. Se adecuaban al mismo patrón y, por consiguiente, interpretamos que los neandertales eran también atacados por grandes carnívoros”, comenta Edgard Camarós. En este sentido, un ejemplo concreto es el del cráneo infantil descubierto en Cova Negra (València), que contiene marcas de un carnívoro de gran tamaño sin identificar.
“Esto pone de manifiesto la importancia que la depredación tiene en la evolución humana, así como la fuerte presión que existía entre esta especie y los grandes carnívoros de la Prehistoria”, manifiesta Edgard Camarós. Pero el trabajo va más allá, porque a partir de ahora la medicina forense podrá beneficiarse del conocimiento sobre los neandertales, puesto que podrá identificar a qué animal pertenecen las señales de ataque observadas en los cadáveres actuales. “Y de algo así no se disponía nada hasta el momento”, asegura Egdard Camarós. Además, ha remarcado: “El uso de la medicina forense para explicar el pasado aporta mucha información y abre un camino hacia nuevos enfoques en los que no existen fronteras entre ciencias”.
Además del IPHES, en la investigación también han participado miembros de la Universitat Autònoma de Barcelona y de la Universitat de València.

 

Referencia bibliográfica
Camarós, E., et al., “Large carnivore attacks on hominins during the Pleistocene: A forensic approach with a neanderthal example”, Archaeological and Anthropological Sciences. (2015).


Leave a Reply

Your email address will not be published.