Los muertos por el terremoto de magnitud 7,5 que sacudió Afganistán, Pakistán e India ya superan los 300

Un terremoto de magnitud 7,5 se registró en el norte de Afganistán y provocó temblores que se sintieron en Pakistán y en el norte de India.

Reportes apuntan a que al menos 300 personas han muerto, la mayoría en Pakistán, en las zonas montañosas del norte del país.

151027080844_afghanistan_earthquake_640x360_reuters_nocredit
image-247333
Sólo en la provincia pakistaní de Khyber Pakhtunkhwa, las autoridades confirmaron la muerte de al menos 179 personas y dijeron que los heridos son más de 1.800.

El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, acortó un viaje al extranjero para regresar a su país.

También hay información de que el terremoto causó una estampida en una escuela de niñas en la provincia afgana de Takhar. Al menos 12 estudiantes murieron y 25 resultaron heridas.

Los niños en las zonas afectadas por el terremoto en Afganistán y Pakistán se enfrentan a más amenazas mortales, debido a que las condiciones extremas y la inseguridad han privado a las comunidades de ayuda, ha advertido UNICEF.

Alrededor de 200 personas murieron, incluidas 12 niñas de una escuela, y unas 1.000 resultaron heridas tras el temblor de magnitud 7,5. La mitad de los afectados son niños.

Además las fuertes lluvias y la nieve han golpeado durante los dos últimos días a las áreas remotas y montañosas afectadas por el terremoto. La comunicación es muy pobre y el acceso difícil, debido a la dureza del terreno y las condiciones de seguridad.

“Estamos muy preocupados por la seguridad y el bienestar de los niños, que son los más vulnerables en cualquier desastre y que ahora están en peligro de sucumbir ante los elementos, ya que las temperaturas caen en picado”, dijo Karin Hulshof, directora regional de UNICEF para Asia Meridional.

Algunas de las zonas golpeadas por el terremoto continúan inaccesibles, mientras que gran parte del resto de la región afectada es de difícil acceso, incluso en circunstancias normales.

El personal de UNICEF en Afganistán y Pakistán está trabajando con sus gobiernos y está preparado para proporcionar suministros vitales a decenas de miles de niños afectados y sus familias.

UNICEF advierte de que los servicios sanitarios, de nutrición, higiene y educativos estarán sometidos a una presión excepcional, poniendo en riesgo a más niños.


Leave a Reply

Your email address will not be published.